Lo que nos han ocultado: Los Beneficios del agua de mar

En el año 1.904, el fisiólogo y naturalista francés René Quinton publicó lo que fue una obra revolucionaria para la época «El agua de mar, medio orgánico» . En el cual explicaba de forma clara y precisa las similitudes entre los componentes del agua de mar y el plasma sanguíneo.

René Quinton

René Quinton (15-12-1866) – (09-07-1925)

Para Rene Quinton los océanos eran el origen de la vida, de hecho el mismo al enfermar de tuberculosis, se dirigió al mar y tras experimentar en si mismo los beneficios del agua marina y sanó por completo.

Con el agua de mar, Quinton logro la salvación de muchos enfermos y niños con cuadros severos de desnutrición. De hecho durante la primera guerra mundial, ante la insuficiencia de sueros, muchos soldados franceses recibieron agua de mar isotónica, con lo que lograron una recuperación absoluta.

Propiedades y beneficios del agua de mar

El agua de mar es rica en zinc, yodo, potasio, calcio, hierro, fósforo, flúor, cobre, sílice, magnesio, manganeso, oxígeno, nitrógeno, esta compuesta por aproximadamente 83 de los 118 elementos de la tabla periódica. Adicional a estos componentes, esta también constituida por zooplancton y fitoplancton, así como por carbohidratos, proteínas y grasas necesarias para la vida.

El beneficio del agua de mar a nuestras células es ilimitado, cura una gran variedad de patologías, entre las que podemos mencionar:

  • Artritis
  • Asma y afecciones respiratorias en general
  • Bronquitis
  • Cólera
  • Dermatitis y problemas relacionados con la piel
  • Esclerosis
  • Gastroenteritis
  • Infecciones
  • Próstata
  • Rejuvenece los tejidos
  • Sífilis
  • Tifus
  • Tuberculosis

Rene Quinton realizó importantes aportes para la restitución de la salud a través del uso del agua de mar como único método, sus detractores no tardaron en señalar que no contaba con las credenciales necesarias para asegurar su teoría por carecer de un título en medicina, aún cuando en sus investigaciones de hecho demostró que los glóbulos blancos sobreviven eficazmente en el agua de mar, lo que no es posible en ningún otro medio.

Aún así en Francia durante el siglo XIX se hizo frecuente el uso del agua de mar como cura en una gran variedad de enfermedades, de igual forma en la actualidad se comercializa el famoso «Plasma Quinton» para tratar diversas enfermedades.

El fin económico de las farmacéuticas

Al surgir las grandes corporaciones, las farmacéuticas y multinacionales de la salud, así como médicos aliados de las mismas, comenzaron las campañas de las vacunas y medicamentos patentados por ellos como medios exclusivos de curación. Dejando de lado los increíbles aportes  de Rene Quinton, quien demostró que el agua de mar, recurso extenso y gratuito podía regenerar nuestras células y aportar más salud.

Una vez más las grandes corporaciones se adueñaron de los recursos y la información, tal como hicieron con Nicola Tesla y sus aportes para las energías libres y gratuitas. Quinton y Tesla coincidieron no solo en la época en la que vivieron, sino también en sus ganas de dotar a la humanidad del conocimiento de sus aportes y beneficiar a las grandes masas con ideas revolucionarias y comprobadas que mejorarían la calidad de vida de millones de personas.

Solo que a los grandes intereses económicos no les convendría que sus ideas salieran a la luz, y es así como en la actualidad siguen haciendo creer a la población mundial que la industria farmacéutica y todo lo patentado por ella y las grandes multinacionales son las que mejoran la condición de vida de los seres humanos.

Afortunadamente en la actualidad son muchos los médicos que han comenzado el duro trabajo de oponerse a lo que dicta el sistema y usan el agua de mar como terapia incluso en enfermedades tan graves como el cáncer, logrando demostrar así su gran poder curativo, tal es el caso de la médico internista María Teresa Ilari, quién ha dado a conocer mediante giras por el mundo sus terapias curativas con agua de mar.