Qué es la astrología: un esbozo

La astrología ha existido durante miles de años tanto en Oriente como en Occidente. Para algunos es una ciencia, para otros un arte. Hay también los que consideran que se trata de una farsa. Para la mayoría el término astrología, en cambio, se reduce a la descripción del horóscopo que aparece a diario en la televisión.

Sin embargo, cabe la pregunta: ¿Qué hay de verdad en esta práctica milenaria que capturó la atención de hombres notables como Shakespeare, Calderón de la Barca, Newton, y G.I Gurdjieff? En este artículo trazaremos un esbozo que buscará acarar los fundamentos de esta disciplina universal.

Aproximación al término y orígenes

En sus orígenes mesopotámicos, no existía astrología sino astronomía. Los astrónomos, que eran funcionarios de Estado, observaban los movimientos de los astros para saber cuáles eran los mejores momentos del año para la agricultura, sobre todo, pero también para la guerra. Como funcionarios públicos, los astrónomos tenían la obligación de registrar sus observaciones.

astrologíaEn el transcurso de varias generaciones comenzaron a darse cuenta de que existía una correlación entre los hechos mundanos: la salud del rey, las guerras ganadas y las perdidas, las buenas y las malas cosechas, etc., y esos movimientos celestes que habían registrado. Y es aquí donde comienza la astrología.

De este modo, la primera astrología que existió fue mundana, esto es, se encargaba de predecir lo que ocurriría en el mundo, no en los individuos. Mientras que la astrología individual sucede posteriormente, con los egipcios, quienes desarrollan el sistema de casas. Aunque quienes definitivamente le dan forma a la astrología individual son los griegos.

Bases teóricas de la astrología

Para algunos la astrología es una mezcla de arte y ciencia. Otros prefieren referirse a ella simplemente como una disciplina. En cualquier caso, todo arte, ciencia o disciplina necesita unas bases teóricas que muestren cómo funciona.

Entre muchas otras, el funcionamiento de la astrología puede explicarse a través de tres bases teóricas fundamentales: el principio hermético de correspondencia, la teoría de la sincronicidad, y la teoría del entrelazamiento cuántico.

Principio hermético de correspondencia: “Lo que está arriba es como lo que está abajo”

Esta máxima hermética aparecida por primera vez en la Taba esmeraldina,  que de acuerdo a algunas fuentes data de hace aproximadamente 4.000 años, se refiere a los principios de unicidad y correspondencia que rigen a todo lo que existe. Desde un punto de vista esotérico, el universo físico es un macrocosmos que se encuentra íntimamente vinculado con el ser humano, quien haría las veces de microcosmos. Y serían las mismas leyes las que regularían el comportamiento de ambos planos universales.

Jung y la teoría de la sincronicidad

En sus escritos Jung define la sincronicidad como:

El suceder simultáneo de un cierto estado psíquico y uno o más sucesos externos que aparecen como paralelos y significativos al estado subjetivo momentáneo.

C. G. Jung

La sincronicidad, como se habrá notado, está opuesta a la causalidad, que postula que todo evento material posee una causa de la misma índole que lo precede: un árbol es causado por una semilla que germinó en un momento determinado, por ejemplo.

En el caso de la sincronicidad no es así. Sino que existe un concurrir en el tiempo de dos eventos, uno psíquico y otro material  (a veces es más de uno). Por el lado de la dimensión psíquica puede tratarse de un pensamiento, un sueño, una intuición o una intención, por el lado material se trata de un evento factual que está relacionado con el evento psíquico.

En su autobiografía, Jung nos cuenta la primera intuición que tuvo de esta ley. Relata que había estado pensando en el tema de su tesis doctoral: la demostración empírica del alma, para el momento en que, visitando a un amigo, detectó en su biblioteca un libro que se hallaba desalineado del resto en un estante. Fue pues y tomó el libro, se trataba de un ensayo que abordaba el mismo tema, pero desde un enfoque filosófico.

En el verano de ese mismo año, Jung va de vacaciones a su casa materna, y se encuentra con que una prima suya, quien recién comenzaba a servir de médium en sesiones espiritista, había causado varios fenómenos paranormales que capturaban la atención de la familia por completo.

Este fenómeno del espiritismo, documentado con diversas sesiones que Jung sostuvo con su prima, fue el que finalmente abordó en su tesis doctoral: Acerca de la psicología y patología de los llamados fenómenos ocultos. Y con el cual probó la existencia del alma.

Teoría del entrelazamiento cuántico

La mecánica cuántica ha realizado experimentos entrelazando los estados cuánticos de las partículas elementales. Toman un átomo, y por medio de un procedimiento específico hacen derivar dos fotones, cada uno con estados de polarización opuestos, quedando relacionados de este modo por oposición, la dirección de uno es ascendente y la del otro descendente, por ejemplo.

Paso siguiente se separan a ambos fotones, y se llevan espacios diferentes, a veces separados por miles de kilómetros de distancia. El resultado es que ambos fotones quedan entrelazados por una relación instantánea, sin importar la distancia que los separe, y se siguen comportando uno con relación al otro: cuando uno sube el otro baja.

Uniendo los principios de correspondencia, sincronicidad y entrelazamiento cuántico

Entre estos tres fundamentos, explican por qué la astrología funciona. Es decir, por qué un hecho que sucede en el Cielo puede afectar a los sucesos, colectivos e individuales, que ocurren en la Tierra.

Si lo que está arriba (entiéndase el universo físico: constelaciones, planetas, etc.) es como lo que está abajo (seres humanos y sus acciones, emociones, pensamientos, etc.), puede entenderse que el paso de un planeta en particular por una constelación específica, produzca en los humanos algunos efectos determinados.

Lo mismo vale decir para la sincronicidad: el paso del planeta Marte por la constelación de Aries puede ocasionar una disputa entre dos individuos, por ejemplo, o desencadenar una guerra entre dos naciones, verbigracia. Lo cual, si bien no es causal, tampoco es casual.

Y también el entrelazamiento cuántico: las fases de la luna regulan las mareas, la actividad onírica de los humanos, sus estados emocionales y la lactancia materna, por citar sólo unos pocos ejemplos, a través del principio de acción a distancia fantasmal, como lo denominó Enstein.

La bóveda celeste, el plano de la eclíptica y el cinturón zodiacal

Ahora bien, ¿en dónde ocurre todo esto que la astrología estudia?, ¿en qué lugar? En este apartado estudiaremos el espacio material, físico, macrocósmico, de este acontecer, quedando el espacio psíquico para ser estudiado en un momento posterior.

La bóveda celeste

bóveda celesteLa bóveda celeste es el espacio en el que se encuentran todos los astros del universo físico y que visto desde la tierra tiene forma de bóveda. En realidad se trata de una proyección de la tierra con un radio infinito que usamos con el fin de referenciarnos y ubicar todos los elementos astronómicos que podemos observar desde la Tierra: cinturón zodiacal, planetas, estrellas, etc.

El plano de la eclíptica

La eclíptica, por su parte, es el plano en el que la Tierra orbita alrededor del Sol (el resto de los planetas se desplazan en este mismo plano pero en sus propias órbitas y algunos de ellos también en diferentes grados). Igualmente se trata de una abstracción. Ahora bien, la eclíptica intercepta al punto medio de la bóveda celeste, lo cual hace que surja un cinturón ubicado alrededor de este plano, 8⁰ por encima y por debajo del mismo. Es esto lo que se conoce como el cinturón zodiacal.

El cinturón zodiacal

cinturón zodiacalSe ha convenido en que el comienzo del zodiaco es el grado 0 de Aries, momento en que en la Tierra observamos el comienzo de la primavera, 21 de marzo más o menos.

Pasa luego por la constelación de Tauro y de Géminis. Establece después otro punto de referencia que se ubica en el grado 0 de Cáncer, señalando de este modo el solsticio de verano, más o menos para el 21 de julio.

Luego avanza por Leo y Virgo hacia el punto opuesto al grado 0 de Aries, es decir, el grado 0 de Libra, que se corresponde con el equinoccio de otoño y que se sucede alrededor del 21 de octubre.

Finalmente se desplaza por Escorpio y Sagitario para acabar en el solsticio de invierno, alrededor del 21 de diciembre y que es el punto opuesto al grado 0 de cáncer.

Este sistema de referenciación nos permite, desde la óptica de la Tierra, observar el desplazamiento de los planetas del sistema solar alrededor de la faja zodiacal, y registrar su posición en un momento determinado. Es así que podemos decir que hoy (19-11-2020) Plutón se encuentra en el grado 23 de la constelación de Capricornio, por ejemplo, y Mercurio en el grado 11 de Escorpio.

Ahora bien, para que las constelaciones del zodiaco nos sirvan como fondo de referencia, debemos suponer que las estrellas que las conforman son inmóviles. Lo cual no es cierto, pues debido al movimiento oscilatorio del eje de la Tierra se desplazan 30⁰ cada 2160 años.

Por este motivo en la actualidad este eje se encuentra alrededor de los 0⁰ de Piscis (y ya no de Aries como en el momento en que los primeros astrólogos lo refirieron) y 30⁰ de Acuario. Esta posición actual pone fin a la Era de Piscis y da Inicio a la Era de Acuario.

Los signos del zodiaco: el libreto

La designación del nombre de cada constelación fue realizada por los antiguos griegos, y cada una obtuvo el que a sus observadores les pareció que poseían: Aries un carnero, Tauro un toro, Géminis unos gemelos, Cáncer un cangrejo, Leo un león, Virgo una virgen (o una diosa de cabello largo), Escorpio un escorpión, Sagitario un centauro disparando una flecha, Capricornio un macho cabrío, Acuario un ser humano llenando un cántaro de agua, y Piscis un par de peces.

constelacionesAhora bien, las 12 constelaciones del zodiaco que conforman el cinturón que envuelve al sistema solar poseen una realidad física. Es decir, cada elemento de estas constelaciones pueden ser y son examinadas por la astrofísica, cuantificados, medidos, observados, etc. Los signos del zodiaco, constituyen en cambio una inferencia de las cualidades psíquicas que estas constelaciones pudieran poseer.

De este modo, la diferencia entre las 12 constelaciones y los 12 signos es que las primeras son conformaciones de estrellas ubicadas en un punto celeste específico con una forma más o menos definida. Mientras que los signos se corresponden a las características psicológicas, conductuales y emocionales que se les atribuyen a estas constelaciones. Las primeras, además, son el interés de la astronomía, las segundas importan solamente al astrólogo.

Clasificaciones de los signos del zodiaco

Los signos del zodiaco se clasifican de acuerdo al elemento que los rigen así como en relación con la cualidad psicológica que los caracteriza. De este modo, surge lo que se conoce en astrología como triplicidades y cuadruplicidades.

Triplicidades

triplicidades astrologíaCon “triplicidades” nos referimos a la agrupación de los signos del zodiaco de acuerdo al elemento que lo rigen. En este sentido son 4 los elementos: Fuego, Tierra, Aire y Agua; de manera que habrán 3 signos a los que correspondan cada elemento. En la rueda del zodiaco, los sinos que pertenecen a cada elemento se encuentran a una distancia de 120⁰, lo cual hace que formen un gran trígono entre sí.

Desde el punto de vista de la astrología tradicional los 4 elementos representan los 4 estados de la materia de la Física. El primer elemento que se crea es el fuego, y en esta ciencia se denomina plasma: soles, estrellas… el cual representa el porcentaje mayor de materia que existe en el universo (99% aproximadamente). La Tierra, por su parte corresponde al estado sólido, el Agua es el estado líquido y el gaseoso es el Aire. Al igual que en la Física, en la Astrología el elemento Fuego da origen al resto, por eso Aries es el primer signo del zodiaco.

Los signos pertenecientes al elemento Fuego son: Aries, Leo y Sagitario.
Los signos pertenecientes al elemento Tierra son: Tauro, Virgo y Capricornio.
Los signos pertenecientes al elemento Aire son: Géminis, Libra y Acuario.
Los signos pertenecientes al elemento Agua son: Cáncer, Escorpio y Piscis.

Los 4 elementos y las funciones psicológicas

Los elementos astrológicos se corresponden con las 4 funciones psicológicas referidas por Jung en su obra Tipos psicológicos. El Fuego corresponde con el tipo intuitivo, la Tierra con el sensorial, el Aire con el racional y el Agua con el emocional. Jung nos dice al respecto:

La sensación (o percepción sensorial) nos dice que algo existe; el pensamiento nos dice qué es; el sentimiento si es agradable o no; y la intuición, de dónde viene y a dónde va.

C. G. Jung
Fuego: Aries, Leo y Sagitario

Función: Intuición, que es comprensión directa y espontánea. Lado oscuro: Ignorar las limitaciones de la materia y el principio de realidad de la razón.

Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio

Función: Sensación, que es percibir a través de los sentidos. La Tierra almacena (Tauro), selecciona (Virgo) y construye (Capricornio) la existencia a partir de sus percepciones. Lado oscuro: Falta de visión de conjunto, de sentido del propósito, de conexión con el Ser.

Aire: Géminis, Libra y Acuario

Función: Racional. Ninguno de los signos de Aire está representado por un animal, y es que el pensamiento es lo que nos hace propiamente humanos. El aire analiza (Géminis), juzga (Libra) y concluye (Acuario). Lado oscuro: es emocionalmente frío. Le falta imaginación. Torpeza física.

Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

Función: Emocional, que es conocer a través de los sentimientos, de lo subjetivo, la empatía (Cáncer), penetración emocional (Escorpio) y compasión (Piscis). Lado oscuro: apego emocional y exceso de subjetividad.

Cuadruplicidades

cuadruplicidadesCon “Cuadruplicidades” nos referimos a la agrupación de los signos del zodiaco de acuerdo a la cualidad a la que pertenecen: Cardinal, fijo y mutable. A cada una de estas cualidades pertenecen 4 signos, y la distancia entre cada uno de estos es de 90⁰, razón por la cual forman una gran cuadratura.

Cardinalidad: inicio de un ciclo

La cardinalidad está relacionada con iniciativa, destacada participación de vanguardia, organización. A esta cualidad pertenecen los signos que se encuentran en las casas angulares y los cuales dan inicio a un ciclo.  Aries da inicio al ciclo del nacimiento, Cáncer al de la relación familiar, Libra al de la vinculación con los desconocidos y Capricornio al de la estructura social.

Fijeza: concreción del ciclo

En los signos fijos el ciclo iniciado por los cardinales se concreta, se afianza. Por ello la fijeza está relacionada con la seguridad, los hábitos y el abastecimiento de recursos. Tauro, Leo, Escorpio y Acuario fijan lo que sus antecesores emprendieron.

Mutabilidad: preparando el cambio

En los signos mutables lo que se hallaba fijo y estable comienza a desestabilizarse y a mutar hacia el ciclo siguiente. Así, Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis culminan una etapa y engendran la siguiente.

Significados de los 12 signos del zodiaco o los 12 libretos del teatro de la vida

signos del zodiacoRetomemos por un momento los principios de correspondencia, sincronicidad y entrelazamiento cuántico para explicar por qué las constelaciones y los signos del zodiaco están vinculados.

A través del principio de correspondencia podemos sostener que como es arriba es abajo, y por eso la forma de la constelación se corresponde con la forma del carácter del nativo nacido cuando el sol transitaba por ese fragmento del cielo.

El principio de sincronicidad nos dice que esta correspondencia, si bien no es causal, tampoco es casual, pues existe una coincidencia significativa entre aquél suceso material y este psicológico.

Y el principio de entrelazamiento cuántico completa nuestra interpretación, al evidenciar que las formas que poseen las constelaciones resuenan con el carácter que poseen los nativos de estos signos.

Basados en estos principios es que afirmamos que un capricorniano, por ejemplo, se va a caracterizar por ser ambicioso y constante, como la cabra, que trepa hasta que alcanza la cumbre. O un nativo de Aries tenderá a ser confrontador y decidido, como el carnero, que ataca sin reserva y se da “de cabeza” contra todo lo que encuentra.

Cuando estudiemos los planetas veremos que estos representan a los actores, es decir, a la acción misma que el nativo, dependiendo de la cualidad de cada planeta, desempeña en la vida. En el caso de los signos, estos responden a la pregunta del cómo, es decir, cómo realizará ese planeta la acción que representa. Por eso es el libreto, el guión, la forma de llevar a cabo las acciones.

Aries: Extravertido, masculino, diurno.

Elemento: Fuego /Cualidad: Cardinal /Imagen: El carnero/ Frase: Yo soy/ Órgano que rige: la cabeza/ Planeta regente: Marte.

AriesAries es el sigo del inicio, y en efecto, es el primer signo del zodiaco y coincide con el comienzo del año astrológico. Desde la perspectiva de la cosmobiología, el año comienza entre el 20 y 21 de marzo y no el 01 de enero, que es una fecha convencional determinada por el calendario gregoriano.

Si observamos la naturaleza, el primero de enero no sucede nada en particular. El 20-21 de marzo, en cambio, sí ocurre, y de hecho ese día el eje de rotación de la tierra entra en el grado 0 de Aries, lo cual marca el inicio de la primavera.

La primavera, por su parte, es el comienzo de la actividad yang, en este periodo del año todo despierta del sueño invernal: despuntan las hierbas, los animales silvestres salen de su hibernación, todo florece.

Así, Aries es el signo de la autoafirmación del yo. Por eso su frase clave es “Yo soy”. Aries simboliza la energía vital necesaria para dar inicio a la vida, sin esta fuerza primera, no es posible ningún nacimiento. Esta es la razón por la que este sigo está relacionado con el nacimiento de los bebés, pero también con toda iniciativa, con el comienzo de cualquier proyecto.

Para nacer, el niño debe luchar, rasgar, abrirse paso, de igual modo en que las plantas deben luchar al comienzo de la primavera para renacer de la tierra que el invierno ha endurecido. Es por esto que el signo se asocia con la agresividad, con la guerra, con las espadas, los objetos punzantes, pues la agresividad sana es necesaria para abrirse paso desde la oscuridad de la muerte invernal hasta la claridad de la vida primaveral.

Siendo un signo de fuego, está asociado con la chispa inicial. Los nativos de este signo serán, así, grandes iniciadores. En este sentido serán frontales, sinceros, directos. Se ha dicho que los arianos no ocultan nada, y es muy curioso que su frase clave: “Yo soy” sea un palíndromo, es decir, una frase que significa lo mismo leída al derecho que al revés.

Por eso se afirma que los nativos de este signo van por lo que quieren. Aries es el signo de la conquista, de los deportes y los militares.

Su lado oscuro tiene que ver con el egocentrismo, y en efecto, son pocos empáticos.

Tauro: Interno, femenino, posesivo, lento.

Elemento: tierra /Cualidad: fijo/Imagen: El toro/ Frase: Yo poseo/ Órgano que rige: cuello/ Planeta regente: Venus

tauroTauro es el signo que sigue a Aries y no por casualidad. En astrología existe una correspondencia entre todas sus partes. Tauro es la primavera ya asentada, concreta. No es como Aries, que surge del invierno y da inicio a la primavera. En Tauro la primavera ya se ha concretado. Por eso se dice que Tauro materializa lo que ha iniciado Aries.

Y lo de materializar es literal, pues Tauro tiende a querer tocar, palpar sus proyectos. Es por esto que se relaciona con el dinero, y los bienes materiales, pues estos son una de las formas en que se concretan los proyectos.

Ahora bien, Tauro no se relaciona nada más con los valores materiales, sino con cualquier valor que dé seguridad al nativo: emocional, racional y espiritual. Por ser un signo de tierra, no obstante, va a tener la necesidad de ver plasmado esos valores en algo concreto, pragmático, realista.

Se dice que Tauro es terco, y en efecto esta tendencia puede constituir la sombra del sigo, pero cuando Tauro es funcional se comporta de forma persistente, tenaz, perseverante, pues este es el modo de concretar lo emprendido en Aries.

Está relacionado también con el goce, con el disfrute y el confort, ya que luego de concretar un proyecto este debe ser disfrutado. Así, Tauro está asociado con todo el cuerpo, con sus sentidos y los goces que estos proporcionan. De allí la sensualidad asociada a los taurinos.

Tauro es el sigo de los masajistas, los sibaritas, los inversores en bienes raíces.

Géminis: extravertido, andrógino

Elemento: Aire /Cualidad: Mutable/ Imagen: Los gemelos/ Frase: Yo pienso/ Órganos que rige: Brazos, pulmones, sistema nervioso/ Planeta regente: Mercurio

géminisGéminis cierra un ciclo. Es el que culmina el ciclo comenzado por Aries y concretado por Tauro. Géminis, siendo mutable, le corresponde cambiar lo que ha sido concebido y concretado. A este signo no le corresponde ponerse de parte de ninguno de los dos lados de la realidad, sino que él mismo es la dualidad, por eso está representado por los gemelos.

Así como Aries surge del invierno y da inicio a la vida de la primavera, a Géminis le corresponde mutar, transitar hacia otro estado que es el verano.

Géminis es un signo de moral muy laxa, es capaz de conocer, sin incomodarse, los dos extremos de la vida social: lo aceptado y lo prohibido. De allí también su versatilidad, pues es un signo que necesita conocer todo el espectro de las experiencias, y en efecto, en géminis se unen el yin y el yang, lo masculino y lo femenino, lo claro y lo oscuro, por eso su cualidad andrógina.

Al ser un signo de aire es mental, desapegado, ágil, rápido, curioso. Así, los geminianos son excelentes estudiantes; aprenden rápido, pero también se aburren rápido de un tema y les gusta pasar rápidamente al próximo. De hecho, en ocasiones se adelantan a lo que se les está explicando y comprenden antes de que termine la exposición.

Se habla de un signo jovial, maestros de la palabra, de la comunicación, los idiomas. El lado oscuro es que puede que no profundicen, también pueden ser lábiles y se aburren con facilidad.

Lo que Aries inició y Tauro consolidó, Géminis lo cuestiona, lo pone en duda, lo actualiza.

Cáncer: emocional, introvertido, femenino

Elemento: Agua /Cualidad: Cardinal/ Imagen: El cangrejo/ Frase: Yo siento/ Órganos que rige: estómago, senos/ Planeta regente: Luna

cáncerCáncer comienza un nuevo y segundo ciclo, esta vez menos individual: es el signo de la madre, de la nutrición, del cuidado, el hogar. Rige el círculo de lo conocido: la familia, la nación, el entorno inmediato.

Al estar representado por el cangrejo se trata de un signo que vive entre dos mundos: el agua y la tierra, que es un entorno difícil, por eso su acorazamiento. Así, los Cáncer se protegen emocionalmente pues son muy sensibles. Como está regido por la Luna es un signo muy cambiante emocionalmente.

De igual modo, son muy perceptivos de las energías emocionales de los demás. Empáticos como casi ningún otro signo.

Su lado oscuro puede ser la hiperestesia: se pueden contaminar con las emociones ajenas. También pueden ser sobreprotectores con las personas que aman (se atenazan a los que aman, como los cangrejos). Suelen ser nacionalistas pues su necesidad emocional lo lleva a no querer conocer lo otro, lo desconocido, lo extranjero.

Con todo, Cáncer representa la raíz emocional que nutre nuestra vida anímica desde la infancia. Sin un contacto sano y nutritivo con esta raíz, toda la vida juvenil y adulta será muy difícil. Suelen ser grandes chef, cuidadores, diseñadores, sabios consejeros.

Leo: Extrovertido, masculino, creativo

Elemento: Fuego/Cualidad: fijo/ Imagen: El león/ Frase: Yo creo/ Órgano que rige: corazón/ Planeta regente: Sol

leoEl proceso iniciado en el segundo cuadrante por Cáncer, y que tiene que ver con la protección de lo conocido, Leo lo continúa, pero lo hace separándose de lo materno y estableciendo su individualidad. Mientras que Cáncer defiende los orígenes familiares, Leo reclama su derecho a ser él mismo.

Como el Sol, los nativos del signo Leo hacen que los demás orbiten a su alrededor. Son personas que se autodefinen, que son referencia para sí mismos, no necesitan buscar en el pasado ni en el futuro ninguna guía, pues ellos, por el contrario, son guías para otros. Por esto se los relaciona con el gobierno y las jefaturas, los puestos en que hace falta alguien que marque la ruta.

Es un signo muy creativo, como el Sol, gracias al cual todo vive. Leo representa la consciencia de lo que somos en esencia y por nosotros mismos.

El lado oscuro de Leo es el narcisismo, la necesidad de llamar la atención, el histrionismo. Necesitan seguidores, y si esto no sucede, o si el nativo es rechazado, se pueden deprimir. En los cuentos de hadas y mitos de todo el planeta, recurre el tema del rey triste, quien no halla motivación en nada, y ofrece una recompensa a quien lo haga reír. Llegado el momento, aparece un personaje que le enseña el camino hacia el reino de la alegría: su propio corazón. Órgano que rige este signo.

Así, el reto de Leo es dejar que su calor se genere espontáneamente para calentarse primero a sí mismo, y luego sí permitir que se irradie a los demás, quienes  ciertamente lo necesitan. Pues si son funcionales, los Leo contagian vitalidad, amor, gusto por la existencia; como el Sol.

El Leo maduro encarna el arquetipo del Rey sabio, como Arturo, discípulo del mago Merlín, que unió las islas británicas defendiendo con todo su valor a los suyos. Así, el Leo equilibrado es un jefe exitoso, exigente y capaz, da órdenes claras y se encarga de ver que se ejecuten.

No es recomendable tratar de jugar con un jefe Leo, este será implacable con el que quiera timarlo. Pero si el subordinado se gana su confianza, puede estar seguro de que contará con un supervisor justo que, como Arturo, dará todo por defenderlo, y con todo su coraje.

Virgo: femenino, fértil, trabajador

Elemento: Tierra/Cualidad: Mutable/ Imagen: La virgen/ Frase: Yo analizo/ Órgano que rige: región abdominal, intestinos y bazo/ Planeta regente: Mercurio

virgoCon Virgo termina el ciclo comenzado en el segundo cuadrante por cáncer y consolidado por Leo. De este modo se completan los 6 signos individuales. Al ser un signo mutable, Virgo prepara el cambio hacia el tercer cuadrante, el de lo social.

Hay que recordar que se trata de un signo de tierra, lo cual lo hace pragmático, material, Virgo es, así, el sigo del trabajador y lo simboliza la única figura femenina del zodiaco: una virgen con una espiga de trigo: la cosecha. Lo cual asocia al signo con la fertilidad, antiguamente se la adoraba como la diosa de la tierra Ceres.

Desde el punto de vista psicológico es un signo crítico, discriminativo, práctico, lógico, especializado, metódico, higiénico y limpio. Más práctico que abstracto, virgo puede ser a veces muy crítico e inmiscuido. Y este constituye su lado oscuro. La obsesión con el detalle, con el trabajo bien hecho, el deseo de perfección.

El Virgo equilibrado, en cambio, es un buen trabajador, erudito, especialista, cumplido, detallista.

Libra: diurno, masculino, extrovertido

Elemento: aire/Cualidad: Cardinal/ Imagen: La balanza/ Frase: Yo armonizo/ Órgano que rige: riñones y región lumbar / Planeta regente: Venus

libraLibra, signo cardinal, es el signo en el que nos encontramos con el otro. Esta es una de las razones por la que se le simboliza con una balanza, pues en este signo comienza la socialización fuera de los límites familiares, y se hace necesario establecer un equilibrio entre lo individual y lo colectivo.

Libra necesita al otro para evolucionar individualmente. Es el único signo cuyo ícono, la balanza, es un objeto y no un animal ni un humano o dios. Representa la civilización, lo creado por el hombre y que incluye a los demás: el diálogo, la justicia, la equidad, los contratos, el matrimonio.

Los nativos de este signo sienten inclinación por la belleza, las proporciones, el romance, las fiestas, el mundo. Pero al ser un signo de aire necesita relacionarse de una manera desapegada, por eso se separa para juzgar al otro, para sopesarlo, tazarlo, ver sus pro y contra: emitir juicios. Y de aquí su gran virtud: ver los dos lados de la balanza.

No obstante este es también su talón de Aquiles, es decir, una vez ha visto los dos puntos de vista se le va a hacer muy difícil decidirse por uno de los dos, de allí su fama de indeciso. El reto de Libra consiste precisamente en aprender a tomar decisiones, a saber que toda decisión pasa irremediablemente por la muerte de la otra u otras opciones. En este sentido, su elemento, el aire, puede ayudarle a obtener el desapego necesario para dejar correr lo excluido y dedicarse a lo decidido.

Los Libra son buenos mediadores, artistas, diplomáticos, jefes de protocolo, asesores de imagen, curadores de arte.

Escorpio: nocturno, femenino, introvertido

Elemento: Agua/Cualidad: fijo/ Imagen: El escorpión/ Frase: Yo deseo/ Órgano que rige: genitales, vejiga, uretra y recto / Planeta regente: Plutón

escorpioLo que Libra comenzó en el segundo cuadrante como un acercamiento prudente, cuidadoso y legal hacia el otro (matrimonio, contratos…), Escorpio, al ser un signo fijo, lo concreta. Pero como su planeta regente es Plutón, va a profundizar todo aquello que se pactó en Libra.

Por ello está relacionado con el sexo, pues, luego de que se firma el contrato matrimonial, este se consuma a partir de la relación más íntima que existe entre los seres humanos: la relación sexual.

A diferencia de Libra que se siente atraído por el romance de un modo más bien mental, los nativos de Escorpio van a querer ir al fondo, tocar milimétricamente, con pasión. La frase clave de este signo es “yo deseo”. Y en efecto, se trata de un deseo intensamente sensitivo, auto-protector, perturbadoramente penetrante.

Escorpio está relacionado con la sobrevivencia, pero llevada a cabo de una manera agresiva. De allí que posean una poderosa voluntad vital, tanto así, que se habla del signo de la muerte y la resurrección. Y es que en las experiencia escorpianas descendemos al Inframundo para después de morir, resucitar de entre las cenizas como el ave fénix.

Se entenderá que el lado oscuro de Escorpio es la posesividad, el apego excesivo, el deseo de venganza. Siendo su reto principal usar toda esta pasión e intensidad vital para transformarse a sí mismos y a los demás, viviendo y dejando vivir en libertad.

Los escorpio pueden ser grandes psicoterapeutas, tanatólogos, arqueólogos, banqueros.

Sagitario: expansivo, masculino, vital

Elemento: fuego/Cualidad: mutable/ Imagen: El centauro/ Frase: Yo aspiro/ Órgano que rige: caderas, muslos, nervio ciático / Planeta regente: Júpiter

sagitarioAl ser un signo mutable, Sagitario nos prepara para entrar en el tercer y último cuadrante de la rueda zodiacal. Y en efecto, la relación con el otro comenzada en libra y profundizada en Escorpio, Sagitario la va a disparar hacia lo desconocido: el arco y la flecha tensada por el centauro simbolizan el viaje al centro de nuestra galaxia.

En Sagitario nos relacionamos con el extranjero, el que nos es extraño, en este sentido también con lo divino, lo trascendente, por ello el singo está asociado a la exploración, la aventura y la conquista.

Ahora bien, esta exploración no es solamente geográfica, y en efecto se trata de un viaje filosófico, de una aventura cognitiva que nos abre hacia otros horizontes. Por esta razón Sagitario es el signo de la filosofía, de los estudios superiores, y de los sistemas que estudian lo divino; pues a través de este tipo de conocimiento hacemos contacto con lo superior humano.

El reto de Sagitario es poner los pies sobre la tierra, esta capacidad de ir en pos de lo desconocido puede hacer al nativo optimista en extremo, su necesidad de ampliar fronteras lo puede llevar a la exageración, a la autoindulgencia.

Su reto, así, consiste en usar su impulso aventurero para conocer el orden superior pero sin perder contacto con los asuntos terrenos, y con la necearía prudencia que hay que tener para sobrevivir.

Capricornio: estructurado,. introvertido, austero

Elemento: Tierra/Cualidad: cardinal/ Imagen: La cabra/ Frase: Yo estructuro/ Órgano que rige: rodillas y piel / Planeta regente: Saturno

capricornioCapricornio da inicio al último cuadrante de la rueda del zodiaco. Recordemos que el elemento tierra es tangible, realista, material. Así, este inicio de Capricornio tiene que ver con la integración del individuo, como parte,  en la sociedad, como sistema.

En este caso Capricornio trata de materializar el ideal sagitariano, en el mundo. Y por esto se le asocia con el lugar que ocupamos en la sociedad, con la profesión que se desempaña.  Capricornio, debido a que está regido por el planeta Saturno, estructura, organiza, pues Saturno es eso: el esqueleto de todo lo que existe: desde lo animal, pasando por lo humano, hasta lo inanimado.

En este sentido se relaciona con los límites, las fronteras, murallas, las normas, a partir de los cuales se defiende lo conocido, procurando así seguridad ante lo desconocido. Para los nativos de este signo será muy importante el puesto que se ocupe dentro de esa jerarquía social, dentro de la estructura en la que vive.

Capricornio es responsable, frugal, serio, voluntarioso. Simboliza, así, la semilla enterrada que afronta el periodo más difícil, cuando todo parece estar en su contra. Por eso los capricornianos  sienten que deben luchar contra todo lo que le obstaculice alcanzar sus objetivos. Para ello puede hacer uso de una agresividad autodefensiva muy tensa, sin hacer concesiones a los sentimentalismos.

Los nativos de este signo suelen vivir la primera parte de sus vidas con mayores dificultades, luego se ve el fruto de su tenacidad: longevidad productiva. El sentido del humor de Capricornio es críptico. Son personas muy éticas.

Su sombra la constituye su dificultad para relajarse y disfrutar de la vida. Pueden llegar a ser incluso tacaños. Al haber empleado tanta energía en construir estructuras vitales, les va costar dejar pasar a sus vidas aquello que consideran peligroso, de allí que sean conservadores. Su principal reto consiste en confiar más en sus emociones, en dejarse querer, en buscar y aceptar la calidez. Dejarse invadir por lo espontáneo.

Grandes arquitectos, estrategas, ingenieros, gerentes.

Acuario: Irreverente, genial, dogmático

Elemento: Aire/Cualidad: fijo/ Imagen: El aguador/ Frase: Yo sé/ Órgano que rige: desde los tobillos hasta el comienzo de las rodillas / Planeta regente: Urano

acuarioLuego de que Capricornio ha estructurado la vida, Acuario la proyecta a toda la humanidad. La idea que tiene Acuario de la sociedad no es la estructura piramidal de Capricornio (el árbol), sino la red interconectada sin jerarquías (el rizoma). Y en efecto, para Acuario la seguridad viene dada por los vínculos, las conexiones y no por las murallas, los límites. Por ello es un signo de aire: lo que todo respiramos y no sólo unos cuantos.

Este sigo representa a la humanidad en su totalidad. La búsqueda de la verdad, la cual es vista como una convicción y no como una simple opinión. El mito de este sigo es el de Prometeo, que roba el fuego a los dioses para dárselo a los humanos.

El lado oscuro de Acuario tiene que ver con el dogmatismo, unido a su búsqueda del mundo ideal: la utopía. Y es que cuando el mundo no está preparado para vivir un ideal, éste puede convertirse en una terrible distopía. Nótese el origen del comunismo (el legítimo anhelo de igualdad) y su concreción real (el Infierno en la tierra).

Los acuarios pueden ser muy buenos especialistas en red, informática, astrólogos, artistas iconoclastas. Cualquier trabajo innovador.

Piscis: Vidente, interior, sensitivo

Elemento: Agua/Cualidad: mutable/ Imagen: los peces/ Frase: Yo creo/ Órgano que rige: los pies y el sistema inmune / Planeta regente: Neptuno

piscisLlegamos al final del viaje por la rueda del zodiaco. Y es también el fin del viaje por la vida, desde el nacimiento que simboliza Aries, hasta la entrega que está indicada por el signo de los peces.

Y en efecto, a diferencia de la necesidad de autoafirmación de Aries, Piscis necesita diluirse en algo mayor que lo contenga, pero ya no una realidad social, sino divina. Se trata de la fusión. Al ser un signo de agua y de cualidad mutable, es muy adaptativo, en ocasiones demasiado, tanto, que se sacrifica por lo infinito, lo eterno.

Las fronteras del ego se disuelven, de allí la capacidad de los nativos de este signo para las percepciones extrasensoriales, para la videncia, y otros fenómenos paranormales que necesitan de una personalidad médiumica que sirva de puente. Piscis sabe que la realidad va mucho más allá de lo conocido.

Y esta es también su sombra, pues la disolución del ego y la búsqueda de unión con algo mayor que contenga al individuo, puede llevar a la evasión, a través del alcohol, las drogas, la moda, o cualquier actividad en el que la persona sienta que se pierde y deja de tener un “yo”.

El reto de Piscis consiste en mantenerse en contacto con la realidad, en saber discriminar, en usar su alto potencial universal, espiritual, para acceder a un estado de compasión y disfrute de la vida, y no en disociarse de la realidad, como a veces les ocurre.

Son los artistas profundos: poetas y músicos; sanadores, sacerdotes, navegantes, agentes de viaje.

Los planetas: los actores

Si, como ya adelantáramos, los signos simbolizan el guión que representamos, los planetas responderán a la pregunta sobre el qué, es decir, qué acción se relaciona con un planeta determinado. De este modo, son los actores. Así, en el infinitivo de la gramática astrológica, Marte es hacer, Venus es amar, Mercurio es pensar…

En este sentido los planetas son los que conducen a las acciones, los que nos hacen optar una forma de conducta u otra, dependiendo de la doctrina que cada uno represente. A continuación veremos uno por uno lo que representa cada uno de estos actores zodiacales.

El Sol: El planeta de la individualidad. Domicilio de Leo

Es el la luminaria de carácter positivo y su palabra clave es la individualidad. Asociado a la extroversión y lo enérgico, es fogoso, activo y vital.

En la psicología

solPsicológicamente constituye la esencia de la persona, su verdadera naturaleza; su consciencia, voluntad y nivel de desarrollo espiritual. También tiene que ver con el reconocimiento social. Una explicación más profunda del planeta la constituye su valor como esencia imperecedera e inmutable del ser humano, ruta hacia el “sí mismo”: símbolo de la verdad total que se va realizando gradualmente.

En psicoastrología, por lo dicho anteriormente, el sol indica aquello que el nativo deberá realizar en sí mismo. Su misión esencial, su auténtica identidad.

Cuando está mal aspectado produce egocentrismo, ostentación, despotismo, bravuconería, abuso de poder, cólera, vanidad, y destrucción.

Mientras que armónico otorga franqueza, lealtad, genialidad, sabiduría, justicia, fama, voluntad, entusiasmo, confianza, magnanimidad, honor, nobleza, sinceridad, osadía, potencia sexual, espiritualidad sana.

La Luna: Planeta de la fecundidad. Domicilio de Cáncer

Es la luminaria de carácter femenino, materno. Representa a la mujer fértil, el sentimiento, el amor materno, la psique.

En la psicología

lunaPsicológicamente representa el alma o psique, a diferencia del sol que es el Ser. Su tiempo es la noche, y su cualidad la subjetividad, el pasado, el cambio, la atracción y la pasividad.

Mal aspectada se hace inconsciente, astuta, frívola, caprichosa, débil, perezosa, distraída, inestable, susceptible, pueril y neurótica.

Mientras que bien aspectada es artística, dulce, adaptable, hogareña, afable, intuitiva, comunicativa, modesta, espontánea, prudente, económica, sencilla, mística y sentimental.

Mercurio: planeta del intelecto y la comunicación: Domicilio de Géminis y Virgo

Es un planeta neutro, activo, versátil, nervioso, adaptable. Está relacionado con el lenguaje hablado, el raciocinio, la inteligencia “inferior”, el comercio, el dinero y las formas de conseguirlo.

En la psicología

mercurioEs muy curioso que en la mitología (que es una de las formas antiguas que tomó la psicología) Hermes sea el dios de los ladrones, y en efecto, apenas había nacido derribó a Eros de una zancadilla y le robo el carjaj de las flechas. Robó también la espada de Marte, el ceñidor de Venus, el tridente de Neptuno, el cetro de Júpiter y las vacas de Apolo.

En este sentido Mercurio es un planeta amoral, y representa el dinamismo de la psique, su necesidad de conocer todo lo que la constituye y no sólo una faceta. Así, es el mensajero de los dioses, viaja a todas las regiones de la psique: el cielo, la tierra, el mar y el inframundo, para traer información que entrega a los hombres de forma clara y didáctica: asociado además con la educación.

Cuando está mal aspectado es desordenado, nervioso, tramposo, estafador, ladrón, cínico, frío, calumniador, doble, charlatán, vicioso y mezquino.

Mientras que bien aspectado es hábil, inteligente, fino, elocuente, perspicaz, activo, fiel, alegre, amistoso, comunicativo, ordenado, versátil y prudente.

Venus: el planeta del amor y las relaciones. Domicilio de Tauro y Libra

La meta de Venus es el triunfo del amor sobre la materia. Los venusinos son voluptuosos, amorosos y seductores.

En la psicología

venusPsicológicamente Venus representa la función relacional, el Eros, en oposición al Tánatos freudianos. El impulso por la unión, en oposición al impulso a la destrucción. Venus conecta los elementos psíquicos entre sí.

Mal aspectada es vanidosa, lujuriosa, excesiva, depravada, libertina. Mientras que bien aspectada es sensual, simpática, leal, sensible, artística, jovial, amorosa, primorosa.

Marte: Planeta de la acción. Domicilio de Aries

Marte es el planeta de la acción y la energía desplegada. Posee una alta capacidad de lucha y empuje. Es espontáneo y firme, heroico y valiente. Rige todo lo relacionado con el hierro: armas, siderurgia, cuerpos de seguridad.

En la psicología

martePsicológicamente está relacionado con la necesidad de autoafirmación del yo. Por eso en la mitología es Marte quien enseña a los humanos el arte de la guerra, pues es esta el símbolo de los medios que despliega el yo en procura de afirmarse ante los demás como alguien diferente.

Bien aspectado se relaciona con la aventura, la virilidad, la fuerza, pasión, valor, energía, intrepidez, franqueza, sinceridad y osadía. Mientras que mal aspectado puede ser orgulloso, criminal, cruel, jactancioso, maniático, pendenciero, impío y colérico.

Júpiter: Planeta de la expansión. Domicilio Sagitario.

Es un planeta alegre, poderoso y optimista. Júpiter conduce a los honores y la gloria. Se relaciona con las amistades valiosas, es un planeta fuerte y extrovertido. Se asocia a la abundancia, la filantropía y el sentido de la vida.

En la psicología

júpiterPsicológicamente está relacionado con la expansión de la personalidad y la búsqueda de sentido en la vida. De esto se sigue que representa la función psíquica del optimismo, Júpiter es esa parte del alma que trae orden a todo el ser.

Por ello, en la mitología es el padre de casi todos los dioses. De acuerdo al mito, Zeus trajo el orden al mundo al asesinar a Cronos, su padre, quien devoraba a sus hijos (lo nuevo). Luego hizo que este vomitara a dos de sus hijos devorados, Hades y Neptuno, a quienes concedió el gobierno del inframundo, el primero, y de los mares, el segundo.

De este modo, Júpiter está relacionado con la mente consciente, mientras que sus hermanos representan el inconsciente individual (Plutón) y el inconsciente colectivo (Neptuno).

Bien aspectado se relaciona con la ley, la virtud, la sabiduría, la gloria, la buena salud, la filosofía, las leyes y la riqueza. Inarmónico en cambio es supersticioso, santurrón, vanidoso, despilfarrador, fanfarrón y arbitrario.

Saturno: Planeta de la estructura. Domicilio de Capricornio

Saturno es el planeta del destino, la voluntad, la perseverancia, la experiencia y las pruebas materiales. Relacionado con el tiempo, Saturno rige los procesos largos, sean estos de estudio, de trabajo, relacionales, etc. Se asocia con la misantropía y la austeridad.

En la psicología

saturnoPsicológicamente, Saturno representa la estructura psíquica y los límites de la realidad consciente. Siendo el último planeta personal, su función es contener todas las influencias provenientes de los planetas transpersonales. En la psique, esto indica que Saturno está relacionado con el principio de realidad convencional.

En el psicoanálisis representa el Super Yo, es decir, las regulaciones éticas inconscientes provenientes de las figuras de autoridad, sobre todo del padre. En este sentido, Saturno es esa parte de nuestra psique consciente que nos hace actuar de acuerdo a las convenciones establecidas de nuestro medio social, pero es también el elemento psíquico que nos hace rígidos, dogmáticos, y cerrados a la novedad.

Bien aspectado, Saturno se relaciona con la vejez productiva, la experiencia y el conocimiento, también con la ética, es  ejemplo de perseverancia en la adversidad, prudente y realista. Mal aspectado genera enfermedades crónicas, tacañería, ruina, retrasos y usura.

Urano: Planeta del cambio. Domicilio de Acuario.

Urano es el planeta de la renovación, de lo nuevo, el desapego y las reformas sociales. A diferencia de Saturno que representa los límites de lo conocido, Urano, al ser el primer planeta transpersonal, representa lo desconocido, el futuro hacia el cual nos dirigimos y que promete libertad.

En la psicología

uranoEn la psicología, Urano es el arquetipo que nos sitúa ante la necesidad de renovar lo que psíquicamente ya no funciona. Cuando una relación de pareja, un trabajo, un país, la familia… han dejado de cumplir con su función, hay que reemplazarlas por otras experiencias existenciales que actualicen nuestras necesidades de crecimiento psicológico.

Así, Urano es el impulso a lo novedoso, pero también a lo imprevisible, pues Urano no actúa siguiendo una lógica convencional, por el contrario, su forma de actuar es disruptiva: rompe con lo viejo e impone lo nuevo.

Mal aspectado, el planeta da impulsividad, individualismo, pedantería, anarquía, extremismo, irresponsabilidad y desprecio por las tradiciones. Bien aspectado, en cambio, se manifestará como renovador, refrescante, providencial, ingenioso, enérgico, fidedigno, fraternal, intuitivo y holístico.

Neptuno: Planeta de la fe. Domicilio de Piscis

Neptuno es el planeta del misticismo, de la magia en todos sus registros, el arte mayor, la sanación, y la unidad.

En la psicología

neptunoNeptuno representa psicológicamente la necesidad de unión, lo que Jung denominó Pléroma: que es la unidad armónica de todos los elementos de la psique. En este sentido representa el camino de la individuación, pues es a través de este proceso que nos hacemos uno con el todo.

Luego de que Urano ha roto con el pasado representado por Saturno, Neptuno busca fundir, diluir, la consciencia individual con la totalidad. Dependiendo de su ubicación por signo y casa, el planeta buscará uno u otro camino para lograr su anhelo de disolución en una realidad mayor. Puede tratarse del misticismo, la meditación, el tai chi; pero también de las drogas, el alcohol, la moda; así como del arte, el sueño y el servicio.

Mal aspectado puede llevar a la disipación sexual, la drogadicción, la pasividad extrema e incluso al suicidio. Armónico, en cambio, se mostrará pleno de fe, inspirado, servicial, vidente e estimulante.

Así, Neptuno tiene el poder de desatar las peores tormentas psíquicas imaginables, al tiempo que conducir a la paz y al sosiego de espíritu.

Plutón: planeta de la muerte y la transformación. Domicilio de Escorpio

Plutón es el dios del Hades, en este sentido está relacionado con la muerte, pero también con lo que está más allá de la muerte, con lo que de esta sobrevive. Por eso se le asocia al renacimiento, pues astrológicamente Plutón mata las experiencias que ya no están de acuerdo a nuestro proceso evolutivo propiciando de este modo el nacimiento de nueva experiencias.

A diferencia de Urano, quien también lucha contra lo viejo, Plutón destruye, aniquila, mientras que Urano cambia, muda, revoluciona. En este sentido los tránsitos plutonianos suelen ser muy dolorosos, pues se trata de afrontar la muerte, en sentidos sobre todo simbólicos, y hacer el duelo que está relacionado con esta.

En la psicología

plutónEn la psicología Plutón está relacionado con varios principios, uno es el de autotransformación psíquica. En efecto, este planeta es el encargado de producir la energía necesaria para que la psique se transforme. Este hecho por lo general sucede luego de que nos enfrentamos a las crisis: propias de la evolución, personales o colectivas

Por otra parte Plutón es el planeta de las pulsiones sexuales y de muerte, lo que Fred denominó el Ello. En este sentido está asociado a todos los impulsos instintivos inconscientes que Saturno trata de controlar, siendo este el Super yo.

Cuando está inarmónico suele ser muy destructivo, cruel, corrupto, celoso, fanático, perverso, violento, e incluso sádico. En buenos aspectos, en cambio, es una joya espiritual, relacionado con la profundidad psíquica, la energía Kundalini, la metamorfosis, el autoconocimiento, el yoga y la aceleración del karma.

Las casa astrológicas: el escenario

casasSi los planetas son los actores, y los signos los libretos, las casas representan los distintos escenarios en los que los actores representarán sus libretos. De allí que respondan a la pregunta sobre el dónde. Están relacionadas, así, con áreas de la vida y dependiendo del signo en que se encuentren y de los planetas que las ocupan nos darán información sobre el nativo de un tema natal en particular.

Las casas astrológicas suelen dividirse de acuerdo a su ubicación en el círculo zodiacal en angulares, sucedentes y cadentes.

Las casas angulares

Las casas angulares son aquellas que se encuentran al comienzo de cada uno de los 4 ángulos del círculo: I, IV, VII y X. Estas casas se corresponden con los inicios de la actividad, y se relacionan con los signos cardinales, que recordemos son: Aries, Cáncer,  Libra y Capricornio.

Las casas sucedentes

Las casas sucedentes son las que siguen a las angulares: II, V, VIII y XI. En estas casas se concreta y consolidad la experiencia que está relacionada con las primeras. Se asocian a los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario.

Las casas cadentes

Son las últimas casas de cada ángulo, en ellas se dispersa la energía propia de las casas sucedentes, y comienza todo nuevamente. Se asocian a los signos mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis.

Casa I: La iniciativa

La casa I está relacionada con la apariencia física del nativo, su personalidad, la forma en que se presenta al mundo.

Casa II: Los valores

La casa II está asociada a lo que ofrece seguridad al nativo, en este sentido se la relaciona generalmente con las posesiones materiales y el dinero, pues son estos los valores que materialmente ofrecen mayor seguridad. Sin embargo estos valores se extienden más allá de lo material y abarcan todo lo que el individuo estima como susceptible de proveerle seguridad: mental, emocional, espiritual… así como con el autovalor.

Casa III: La comunicación

Esta casa está asociada a la actividad comunicativa a corta distancia. Por ello se relaciona con los hermanos, con quienes comienzan nuestras primeras experiencias en este sentido, y los vecinos, el prójimo más cercano. También tiene que ver con la capacidad para la adquisición de destrezas verbales. Viajes cortos.

Casa IV: El hogar

La casa IV es la casa que refiere el aspecto de nuestro hogar, el origen familiar, las raíces emocionales, por ello es la casa de la madre, la patria, la aspiración a la permanencia y el sentido de esta.

Casa V: La creatividad

La casa V es la casa de la creatividad en un nivel muy personal y propio. Por ello es la casa de los hijos (lo creado). Y por tanto es la casa del juego y la diversión, el aplauso, los premios y el talento. El niño interior.

Casa VI: El trabajo y la salud

La casa VI es lo cotidiano, lo que hacemos todos los días, en lo que ocupamos nuestro tiempo mientras permanecemos en la vigilia. Se relaciona también con los dependientes y las mascotas, y con el perfeccionamiento de los talentos que ganamos en la casa V. La relación con el cuerpo, la alimentación.

Casa VII: El compromiso

Esta casa se asocia tradicionalmente con el matrimonio y los socios, pues son estas las personas con las que nos comprometemos para llevar a cabo proyectos en común. Por eso es también la casa de los contratos ya que los mismos son los que hacen constar cuáles son los acuerdos a que hemos llegados con los otros.

Casa VIII: Sexo y muerte

Luego del compromiso adquirido en la casa VII, este se hace íntimo en el caso del matrimonio. Por eso la casa VIII se asocia a la sexualidad: la entrega del propio ser y la aceptación del ser del otro, de aquí la muerte simbólica de la individualidad. Relacionada también con la astrología, la psicología y el misterio, es la casa del inconsciente individual. Casa del poder.

Casa IX: Lo lejano

Tradicionalmente llamada la casa de los viajes largos, es esta la casa del sentido de la vida, es aquí el área en que se muestra cómo el nativo le da un sentido a esta experiencia existencial que le ha tocado vivir. Estudios superiores, idiomas extranjeros, filosofía, sacerdotes y docencia son palabras con la que también se la relaciona.

Casa X: El puesto en el mundo

La casa X es la que muestra qué puesto ocupa el nativo en el mundo que le rodea. Por esto está asociada a la profesión, a la imagen pública y las responsabilidades. Casa de la maestría, la madurez.

Casa XI: Los amigos

En esta casa se observa el área en que el nativo se relaciona con las personas que le son afines: los amigos. Así, en casa XI vemos los grupos a los que se pertenece, las ONG, los proyectos. Cómo nos unimos a otros para hacer en conjunto algo por la sociedad.

Casa XII: El más allá

Si la casa VI es la casa de lo cotidiano, la XII (su opuesta) es la del más allá. Aquí vemos lo que no se ve, lo oculto. Por eso es una casa muy difícil de interpretar. No obstante se la relaciona con la forma en que el nativo se relaciona con el inconsciente colectivo (en este sentido se asocia a los problemas no resueltos de nuestro grupo y que heredamos), con el mundo onírico, el arte, y el misticismo. Casa de la disolución final.

La carta astral

Cuando una persona nace, lo hace en un lugar y un momento determinado del planeta tierra. La carta astral es un plano bidimensional de ese momento y ese lugar. Y en efecto, se traza una cruz que marca los 4 puntos cardinales alrededor de la cual se encuentran 3 círculos concéntricos que contienen, de afuera hacia dentro, la siguiente información: signos y sus grados con respecto al Este del plano, casas con los planetas que las ocupan, y aspectos que estos forman entre sí.

Siguiendo las leyes de Correspondencia, sincronicidad y entrelazamiento cuántico, se puede afirmar que en este plano se encuentra toda la información del nativo, pues la carta natal es un mapa de su Ser total: intuiciones, sensaciones, pensamientos y emociones.

Aspectos

Sabiendo ya qué significa cada signo del zodiaco, cada planeta, así como cada una de las 12 casas, ahora debemos saber qué son los aspectos astrológicos y cuáles son los más importantes.

De manera resumida, los aspectos son las distintas formas en que se relacionan unos planetas con otros en la carta natal. Esta forma de relación estará determinada por las distancias, en grados,  que guardan los planetas entre sí. Los aspectos más importantes son: la conjunción, el sextil, la cuadratura, el trígono y la oposición.

Interpretación básica de la carta astral

La interpretación de la carta natal es el procedimiento mediante el cual el astrólogo estudia las influencias natales con las que ha nacido un consultante en particular. En astrología psicológica hay 6 elementos básicos que se interpretan: Sigo solar, Signo lunar, Ascendente, Media noche (IC), descendente, y medio Cielo (MC).

Tránsitos

Sabiendo ya qué es la carta natal, así como el resto de los elementos que componen la astrología, debemos tener en cuenta que, como lo anunció Heráclito y la física lo ha sabido siempre, “nada está inmóvil en el universo”.

De esta forma, los tránsitos astrológicos constituyen los movimientos actualizados de los planetas para el momento en que se hace la consulta. Por ejemplo, hoy (29-11-20) el Sol está a 7⁰ de Sagitario, la Luna a 29⁰ de Tauro, y así cada planeta poseerá una ubicación en el cinturón zodiacal.

Lo que se estudia en “Tránsitos”, es la influencia que estos movimientos actuales poseen sobre la ubicación natal de los planetas de la carta natal.

¿Qué es la psicoastrología? Precisando el término

Como lo indica el término, la psicoastrología es una alianza entre la astrología y la psicología. Por una parte la astrología convencional está plagada de supersticiones, prejuicios religiosos y dogmas culturales que, a la luz de la psicología moderna, pueden ser corregidos y renombrados en el lenguaje psicológico. Por la otra, la psicología moderna es una ciencia en pañales, en efecto, no pasa de los 200 años, mientras que el conocimiento de la psique que contiene la astrología es milenario.

De este modo ambas disciplinas se enriquecen mutuamente, se apuntalan y refuerzan para ofrecer una mirada nueva sobre la pregunta más antigua de la humanidad: ¿de dónde venimos y hacia dónde vamos? Pregunta que la astrología psicoexistencial, una rama de la psicoastrología, responde con mucha precisión.