Los enigmas de Roswell

El 2 de Julio de 1947, en un rancho en Nuevo México, en la pequeña Ciudad de Roswell; el ranchero Williams Mack Brazel encontró restos muy extraños en su propiedad que parecían ser de un artefacto volador. Brazel notificó al sheriff local el día de 5 de Julio, y ya el día 7 de Julio la prensa presentaba información de la fuerza aérea en la que se afirmaba que un platillo volador se había estrellado; este sería solo el inicio de los enigmas de Roswell.

Control por parte de la fuerza aérea

El 07 de Julio, la prensa local informó sobre la caída de un platillo volador en Roswell; el 8 de Julio esta versión cambió por completo cuando la fuerza aérea explicó que el objeto estrellado no era más que un globo metereológico. Testigos aseguraban haber visto cuerpos de extraterrestres y la fuerza aérea insistió en que estos se trataban de maniquíes de prueba.

Los testigos del acontecimiento de Roswell fueron intimidados y obligados a guardar silencio; las emisoras de radio recibieron amenazas de sacarlas del aire si continuaban transmitiendo la noticia.

Los enigmas de Roswell

En el año 1978, el Ufólogo norteamericano Stanton Friedman, inició una investigación independiente de los hechos ocurridos en Roswell. Friedman entrevistó al Militar Retirado Jesse Marcel, quien luego de guardar silencio por 30 años; aseguró que aquello que se estrelló en Roswell en efecto era un OVNI y no un globo como se había pretendido demostrar.

Jesse Marcel

Jesse Marcel, oficial de inteligencia de Roswell en el año 1.947, fue el responsable de recolectar todo el material involucrado en el evento; aseguró en la entrevista que el material hallado no coincidía con ninguno conocido, este no se podía cortar ni abollar.

Jesse había mostrado a su esposa e hijo partes del material hallado; sin embargo a los días de haberlo hecho, pidió a su esposa guardar silencio; no podía contar a nadie sobre el material que él les había mostrado, un silencio que guardaron por 30 años.

Friedman concluyó que el evento de Roswell, se produjo por el interés de los extraterrestres en los proyectos que llevaba a cabo el gobierno norteamericano en las bases militares cercanas a Roswell; dichos proyectos estarían conformados por el desarrollo de bombas nucleares, radares y cohetes de propulsión.

 

Caso Cerrado – Proyecto Mogul

En 1.947, la fuerza aérea afirmó que el objeto recuperado en Roswell se trataba de un globo metereológico.

En 1.994 se desclasificó toda la información sobre el Proyecto Mogul el cual consistía en un proyecto militar de alto secreto en el que globos especiales equipados con dispositivos para captar ondas y sonidos, alcanzaban gran altura con la finalidad de obtener información de las pruebas nucleares rusas.

El Proyecto Mogul fue la excusa para lo acontecido en Roswell, y en Junio de 1997 se dió por cerrado todo lo concerniente al caso Roswell.

Encubrimiento y nuevas tecnologías

A la derecha, Philip Corso
Teniente Coronel que trabajo en ingeniería inversa con el material hallado en Roswell

Philip J. Corso Teniente Coronel del Ejército de los Estados Unidos; publicó en el año 1.997 su libro The day after Roswell, «El día después de Roswell».

Corso participó de manera activa en la investigación de ingeniería inversa en el aparato que se estrelló en 1.947. Afirmó que gracias a esas pruebas surgió el Kevlar, la fibra óptica, los circuitos integrados y el rayo láser, entre otras tecnologías.

En el año 2012 el ex agente de la CIA Chase Brandon Publicó un libro titulado “El Enigma de los Cryptos”, en el cual describe como durante su estadía en la sede principal de la CIA, accedió a la Sección de Colección Histórica de Inteligencia, encontrando allí los archivos relacionados al caso Roswell, documentación del caso incluyendo fotos de los extraterrestres, así como de la nave espacial que colisionó en el sitio.

Este ex agente se niega a conceder declaraciones más detalladas para no violar las políticas internas de la CIA sobre la confidencialidad de la información. 

El gobierno Norteamericano, mantiene total hermetismo en torno a los enigmas de Roswell; a la vez comienzan a dar indicios de la aceptación del fenómeno OVNI.