Seres extraterrestres reptilianos

Los seres extraterrestres reptilianos se encuentran presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad. En diferentes culturas muchos de los dioses son representados con rasgos reptiles; y de hecho, se han descubierto no solo esculturas que demuestren el acercamiento entre los humanos y los reptiles; sino que también se han hallado restos momificados de seres de morfología reptil humanoide.

Esto nos lleva definitivamente a investigar a profundidad todo lo que gira en torno a los seres extraterrestres reptilianos, su importancia en la historia de la humanidad, y como hasta nuestros días tienen relación directa con lo que acontece en la humanidad.

El origen de los seres extraterrestres reptilianos

El origen de los seres extraterrestres reptilianos traspasa todo el tiempo conocido por los seres humanos. Los reptilianos son descendientes de los draconianos, seres extraterrestres que llegaron a la tierra hace miles de años, provenientes de la constelación alpha draconis.

Según hallazgos arqueológicos, seres reptilianos bípedos se relacionaron con la civilización Al Ubaid hace más de 5000 años A.C. Los dioses de los Al Ubaid eran seres reptilianos con características humanoides; estos eran bípedos, y aun contando con características reptiles, amamantaban a sus crías, algo completamente relacionado con los mamíferos, no con los reptiles.

Los seres reptilianos al provenir de alpha draconis fueron considerados extraterrestres. Ahora bien, considerando que muchos de estos habitan en grandes ciudades subterráneas son denominados intraterrestres; sin que ello los separe por completo de sus orígenes.

Son diversos los investigadores que sostienen que los seres reptilianos provenientes de alpha draconis se adaptaron al planeta tierra; por esta razón habitan en ciudades subterráneas, aunque por su propia condición de seres adaptados al control y dominio de otras razas, estos reptilianos crearon razas híbridas humano-reptiles relacionados con el control a nivel mundial del poder político, económico, religioso y militar.

Diversas culturas los mencionan como dioses, y de hecho sostienen ser sus descendientes. Tal es el caso de los japoneses, cuyos emperadores afirmaban ser descendientes de los dioses dragones venidos del cielo. Mientras que en la India se les conoce como los Nagas, de quienes vienen las familias reales. Por su parte las tribus australianas afirman que los reptilianos habitan dentro de cavernas y controlan la tierra.

David Icke: Los Reptilianos y el poder

David Icke

David Icke

Para David Icke los seres reptilianos ostentan el poder mundial a nivel económico, político y religioso. Este exfutbolista, excomentarista deportivo de la BBC y ufólogo, afirma que recibe mensajes procedentes de otras dimensiones.

Los mensajes recibidos por parte de David Icke, le señalan la existencia de sociedades secretas que buscan dominar a la humanidad a través del miedo.

Icke afirma que gracias a la hibridación genética, los reptilianos han logrado calar hasta posiciones de poder político y militar, y que estos seres estuvieron involucrados con la creación del ser humano.

Los seres extraterrestres reptilianos se alimentan del miedo y las bajas energías emitidas por los humanos

La misión de David Icke como contactado por seres incorpóreos y de otras dimensiones, es transmitir al mundo los mensajes que le llegan. Durante años ha soportado las burlas y señalamientos de quienes no comprenden el nivel de manipulación al que estamos sujetos.

Durante sus trabajos de investigación, Icke tuvo la oportunidad de viajar a África y conocer a Credo Mutwa. Credo Mutwa es un importante investigador y ufólogo africano que sostiene que los chamanes africanos de épocas remotas relataron como seres reptilianos vinieron a la tierra en grandes naves, alteraron el ADN del ser humano y lo sometieron.

La historia de los chamanes africanos coincide de manera extraordinaria con lo relatado en las tablas sumerias.

Cerebro reptiliano en los seres humanos

cerebro reptil

Las reacciones más básicas de los seres humanos se encuentran presentes en nuestro cerebro reptil. El cerebro reptil opera principalmente para la supervivencia e instintos básicos de reproducción y protección.

Buena parte del comportamiento de los seres humanos se origina en las partes más profundas de nuestro cerebro. La parte más antigua de nuestro cerebro es el llamado cerebro reptiliano, este es el que controla lo instintivo, lo más animal del ser humano, a esta capa le sigue el cerebro «mamífero» que controla las emociones y finalmente el neocórtex, la parte más genuinamente humana, en la que opera el raciocinio.

El cerebro reptiliano se ocupa de la supervivencia y la reproducción, ambas características propias de los reptiles. Cuando el cerebro reptil se activa, domina al cerebro emocional y racional llevando al ser humano a su estado más primitivo. El ser humano ante la reacción reptil, actuará de forma fría, rígida, territorial y agresiva.

A través del miedo, el odio, el afán por la supervivencia, el sexo, el fanatismo religioso, el deseo de poder y dominio, el materialismo y el consumismo desmedido, las grandes élites han dominado a la humanidad.

Mediante la estimulación de nuestro cerebro reptil los grandes poderes económicos, políticos y religiosos han dominado a los seres humanos. Esta parte física existente en nuestro cerebro, es la que nos mantiene conectados a lo más primitivo de nuestros orígenes.

Reptilianos vistos desde diferentes culturas

Como hemos señalado, la presencia de seres reptilianos a lo largo de la historia de la humanidad ha sido una constante. Sin importar las distancias entre ellas tanto física como cronológicamente hablando, las civilizaciones sumerias, mesoamericanas, africanas, entre otras, han dejado clara evidencia de su interacción con seres reptilianos.

Los Nomolí de Sierra Leona

seres reptilianos

Nomolí. Escultura reptiliana de Sierra Leona

Mientras habitantes de Sierra Leona se encontraban buscando diamantes, realizaron un hallazgo que hasta ahora ha representado un enigma para los investigadores.

Los buscadores de diamantes encontraron un grupo de estatuillas de características humanas, y otras con rasgos de criaturas híbridas humano – reptiles.

Lo más llamativo de estas esculturas conocidas como los nomolí radica no solo en su aspecto, sino también en su antigüedad. Estudios realizados señalan que la antigüedad de los nomolí  es de alrededor de 17.000 años A.C, y algunas de las figuras halladas cuentan con esferas de cromo y acero en su interior.

seres reptilianos

Nomolí Sierra Leona con esfera metálica en su interior

La época en la que los seres humanos comenzaron la fundición de metales se establece en torno al año 2000 A.C. Por esta razón surge la interrogante sobre como 15.000 años antes, pudieron los habitantes de Sierra Leona fundir y realizar esferas de metal con tanta precisión.

Las leyendas de Sierra Leona sostienen que estos seres representan a ángeles, que ante malas acciones fueron condenados a bajar a la tierra y vivir entre los seres humanos.

Seres reptilianos de Al  Ubaid

La civilización Al Ubaid ubicada en Mesopotamia, actual Irak es considerada la cuna de la humanidad, así mismo dejó tras su paso una gran cantidad de esculturas que sin lugar a dudas representan a seres reptilianos, que para ellos representaban algún tipo de posición de poder.

Estos seres ataviados con llamativos  y decorados trajes, representan a criaturas de características reptilianas; pero que, curiosamente son bípedas y amamantan a sus crías como lo haría un mamífero. Estas esculturas cuentan con una antigüedad de más de 5000 años A.C.

Ser reptiliano Horyu ji de Nara Japón

Horyu ji de Nara Japón

Una muy llamativa escultura de un ser con características reptil – humanoide, fue retirado de la exposición pública en el templo Horyu ji de Nara en Japón.

Si bien la antigüedad de esta escultura no cuenta con una data exacta, muchos la ubican en la era de Edo en Japón, alrededor de 1603, momento en el cual el soberano gobernante era Shogun.

Se afirma que para ese momento existía una jerarquía definida, en la que el gobernante era acompañado por los samuráis, quienes protegían el reino.

Luego a nivel social en Japón venían los agricultores y granjeros, comerciantes y trabajadores industriales, para finalmente dar lugar a los considerados no humanos. Estos seres no humanos con apariencia de reptil, estaban condenados a vivir lejos de las ciudades, pero en un momento Shogun necesito de ellos como guerreros y fabricantes de armas.

Morrop dios reptiliano de los Mochicas

Seres reptilianos

Morrop. Dios de los Mochicas

Un ser reptiliano de nombre Morrop es considerado un dios para los Mochicas de Perú. Conocida también como los Moches, esta civilización se desarrolló al rededor del año 100 y 800 D.C.

Morrop era considerado por los Moches como el dios que permitía descender a los muertos. Así mismo, el dios lagarto servía de mediador entre el mundo de los vivos y los muertos. Los Mochicas de hecho sostuvieron que Morrop habitaba en cavernas debajo de la tierra y se relacionaba constantemente con ellos.

Los Mochicas afirmaron haber recibido por parte de Morrop gran parte de sus conocimientos, de igual forma este dios les ayudó al establecimiento de su sociedad.

Una estatua de Morrop se encuentra situada al noroeste peruano en la ciudad de Chiclayo, y aun cuando fue fabricada en la época actual, sus características están basadas en lo descrito por los Mochicas.

Momias de Nazca

seres reptilianos

Momias de Nazca

Sin lugar a dudas uno de los descubrimientos más actuales, y que marca un hito en la historia de la humanidad es el hallazgo de las momias de Nazca.

Estas momias estudiadas por el instituto Inkari e investigadores independientes, pueden perfectamente representar el eslabón perdido en la evolución humana.

Las momias halladas en Nazca – Perú, cuentan con características humanas y reptiles, lo que confirma un proceso de hibridación entre ambas especies.

Aun cuando el gobierno del Perú se ha negado a aceptar la autenticidad de las mismas, las pruebas de carbono catorce que se les han efectuado han revelado su antigüedad, así mismo estudios de ADN han demostrado de forma certera la existencia de ADN humano en su composición genética.

Estas momias tienen una gran similitud con los dioses reptilianos de Mesopotamia de la civilización Al Ubaid, solo que en este caso no se trata de esculturas, sino de momias reales.

Ciertamente existe un hilo que une a los seres extraterrestres reptilianos con las diferentes culturas y civilizaciones que han habitado la tierra. No es casualidad que seres humanos separados por miles de kilómetros, expresen haber interactuado con estos seres y los lleguen a considerar como sus dioses.