El taoísmo y su relación con la Medicina Tradicional China

Todos los sistemas médicos tradicionales poseen una filosofía que los precede, acompaña y guía a través de toda su evolución, la Medicina Tradicional China (MTC) no es la excepción. En este artículo referiremos una filosofía oriental de gran importancia: el taoísmo (fundado por Lao Tze) y como este sirve de fundamento a la MTC.

Historia del taoísmo

Cuando escuchamos hablar de taoísmo, adviene a nuestra mente la imagen de Lao Tze, sin embargo, esta filosofía tiene sus orígenes mucho antes de la entrada en escena del sabio oriental. Así, para hacernos una idea de qué es el taoísmo nada mejor que revisar su historia, y de esta manera pasar revista a los modos que ha venido adquiriendo con el correr del tiempo, con lo que finalmente podremos entender mejor por qué esta filosofía oriental es la base de la MTC.

Orígenes chamánicos

Hace aproximadamente 5000 años, antes incluso de que se sistematizara la idea del Tao y que se estableciera una filosofía alrededor de este, los chamanes de las diversas tribus que habitaban las orillas del río Amarillo en el Norte de China, hacían ofrendas al Cielo y a la Tierra.

La forma más conocida de realizar estos rituales era a través de potentes danzas que los hacían entrar en trance y viajar a distantes dimensiones en las que eran iniciados en la sabiduría por las deidades originales.

De entonces data la existencia del chamán Yu. Algunas leyendas le atribuyen haber encontrado en la caparazón de una tortuga el pa-k’ua del Cielo Posterior. Este esquema o patrón se convertiría luego en el fundamento de las artes mánticas chinas así como de algunos estilos de artes marciales.

taoismo-camanico

El ritmo de Yu, como se le conoce a la danza creada por este ser mitad histórico, mitad mítico, se utiliza para elevar al oficiante hasta el Cielo y así recibir su gracia. Por otra parte, se asegura que los chamanes chinos poseían el poder de comunicarse con la Tierra: ejercían influencia sobre los ríos, las plantas y los animales les contaban sus secretos, incluso podían viajar por debajo de la tierra.

Vemos que, aunque aún no aparece la idea del Tao, si está presente en el taoísmo chamánico la premisa de que el Humano es un intermediario entre Cielo y Tierra, lo cuál supone ya una aproximación al Yin y Yang, que es uno de los fundamentos de esta filosofía en particular y de la Medicina Tradicional China en general.

Período clásico

Este período abarca el lapso de tiempo comprendido entre los siglos VIII al III antes de nuestra era. Teniendo ya el esbozo del Yin y Yang, es en este momento que el taoísmo se hace una filosofía y que reflexiona en torno a la idea del Tao. Es la época de los filósofos Lao Tze, Confucio, HanFei Tze, Chuang Tze, Lie Tze; también es esta la era del Tao Te King y el wu-wei taoísta.

 Lao Tze

lao tse

 

A Lao Tze se le atribuye unánimemente la creación del taoísmo como filosofía. Se sabe muy poco de su historia, sólo que era miembro de una familia ilustrada y que se desempañaba como bibliotecario de los archivos imperiales. Habiendo decidido renunciar a este cargo, salió al exilio por la frontera occidental, dejando antes a un guardia un libro escrito de 5000 caracteres. Es este libro el que se conoce con el nombre de Tao te King.

 

El Tao te King

Esta obra de Lao Tze  trata sobre el Tao, la sabiduría,  el Yin y Yang, y sobre el estilo de vida. Sobre el Tao dice que es la fuente de todas las cosas, y que no puede percibirse del modo en que se perciben los fenómenos cotidianos. De este modo es inefable también, pues todo lo que podamos decir de él no es el Tao auténtico. Siendo el origen de todo, no es un dios, sin embargo.

A cerca de la sabiduría, esta obra está influida por el taoísmo chamánico, pues el ideal del sabio taoísta es alguien que sirve de puente entre el Cielo y la Tierra, al tiempo que es un miembro muy comprometido de su comunidad. Se llega a afirmar incluso que algunos sabios taoístas llegaron a ser gobernantes nobles y compasivos.

Sobre el Yin y Yang se refieren sus cualidades y especificidades, al tiempo que se esbozan sus modos de relación y principios.

En torno al estilo de vida, el Tao te King enseña a cultivar la vida, es decir, a fortalecer la salud interna y externa del individuo. Como salud interna se entiende el cultivo del espíritu, y como salud externa el fortalecimiento del cuerpo.  Y es en este aspecto que el taoísmo guarda una relación más estrecha con la Medicina Tradicional China, o, dicho de otro modo, es así que el taoísmo le sirve de fundamento a la MTC.

 

Métodos para fortalecer la salud

En el taoísmo el desarrollo del cuerpo forma parte de la práctica espiritual, y al revés, el cultivo del espíritu hace parte de la salud física. Formando así una dupla Yin y Yang entre el cuerpo físico y el espíritu.

Es así que esta filosofía oriental hace énfasis en algunos métodos de fortalecimiento y flexibilidad de los sistemas muscular y óseo, por una parte, y por la otra, propone técnicas para la regulación y dirección de la respiración.

Técnicas de fortalecimiento externo

ejercicios externosHay dos técnicas para el fortalecimiento externo que concibe el taoísmo: el cambio del tendón y el lavado de médula. Con cambio de tendón se entiende la recuperación y mantenimiento dinámico de los músculos, ligamentos y tendones.

Implica ejercicios físicos que alternan movimientos Yin y Yang: contracción y extensión. También hay ejercicios que están centrados en hacer girar las articulaciones. Esto trae como consecuencia que mejore la circulación de la sangre del sistema muscular.

El lavado de médula se refiere a procesos de limpieza del contenido medular de los huesos. En otras palabras, se trata de reemplazar médula enferma por sana. El resultado es parecido al de un trasplante de médula, lo que implica que se podrá equilibrar la cantidad de calcio y por consecuencia aumentarán la resistencia y duración de los huesos.

Técnicas de fortalecimiento interno

El objetivo del fortalecimiento interno es conservar el espíritu o Shen, que es el embajador del Tao en el ser humano, por lo que estos ejercicios impulsan la circulación de la energía interior o Qi. Se trata de ejercicios respiratorios destinados a lograr su regulación. Entre los más conocidos se encuentran: la respiración de nariz, la de boca, la abdominal, la perineal, la de tortuga, la fetal, y finalmente la respiración con todo el cuerpo.

En los ejercicios para dirigir la respiración el paciente guía el flujo del aliento en el cuerpo, cambia el ritmo de la respiración, y dirige la intención a partir de la supervisión del terapeuta.

En ambos casos la idea es activar la energía sanadora , llevándola a voluntad a los centros energéticos que decida el practicante previo diagnóstico del sanador.

La MTC está fundada en el taoísmo

Hemos visto como el taoísmo, fundado por Lao Tze, le sirve de fundamento a la Medicina Tradicional China del mismo modo que una fundación le sirve de base a la estructura de un edificio. Sin esta filosofía oriental la MTC carecería de dirección y muy probablemente no hubiera podido sobrevivir hasta nuestros días. Dicho en pocas palabras: La naturaleza del universo taoísta es el Yin y Yang de la MTC.