El origen extraterrestre del ADN humano

Para Francis Crick, neurocientífico, biólogo molecular y físico inglés co-descubridor de la molécula del ADN y galardonado al premio nobel de fisiología en 1.962; el origen extraterrestre del ADN humano era completamente posible. Los estudios de la estructura molecular de los ácidos nucleicos y la transferencia de información en material vivo lo llevaron a considerar la imposibilidad de que esto se desarrollase de forma fortuita en la tierra. Los ácidos nucleicos dependen de las proteínas y a su vez las proteínas dependen de los ácidos nucleicos… ¿Cómo era posible que ambas se desarrollarán de manera simultánea? 

En 1.982 publicó el libro titulado “La Vida” en el cual expresa abiertamente que por la composición molecular de los ácidos nucleicos, no hay forma posible de que este se haya originado en la tierra. Para Crick, el origen extraterrestre del ADN humano se debe a la panspermia dirigida.

Teoría de la panspermia, el origen extraterrestre del ADN humano

La teoría de la panspermia sostiene que el origen de la vida en el planeta tierra se debe a factores extraterrestres. Se han llegado a señalar dos hipótesis en esta teoría: la panspermia natural y la panspermia dirigida.

El primero en plantear la teoría de la panspermia, fue el filósofo griego Anaxágoras en el siglo VI A.C. La palabra panspermia significa en griego antiguo «Semillas en todas partes». Anaxágoras afirmaba que en algún lugar del universo se había originado la vida y que esta llegó a la tierra mediante rocas espaciales. 

Al transcurrir los años la teoría de la panspermia sería adoptada por diversos investigadores y científicos; como Hermann Richter, biólogo alemán en 1.865 y el nobel en química Svante Arrhenius quien popularizó la teoría en 1.903.

El origen extraterrestre del ADN humano

Leslie Orgel (Izquierda) Francis Crick (Derecha)

Leslie Orgel, químico británico y autor de más de 300 artículos de investigación; trabajó junto a Francis Crick en las teorías de establecimiento de la vida humana en la tierra tras la intervención de civilizaciones avanzadas extraterrestres. Su teoría publicada en 1.973 se basa en la introducción de forma deliberada de microorganismos en la tierra.

Los organismos fueron deliberadamente, transmitidos a la tierra por seres inteligentes de otros planetas, y podemos concluir que es posible, que la vida llegó a la tierra de esta manera, pero que la evidencia científica es inadecuada en el momento presente para decir algo sobre esa probabilidad.

Panspermia Natural 

El origen extraterrestre del ADN humanoLa panspermia natural sostiene que en rocas espaciales o meteoritos, viajaron moléculas o bacterias, que al impactar con el planeta tierra e integrarse con los elementos propios dieron paso a reacciones químicas de manera fortuita. De estas reacciones comenzaron a surgir microorganismo provistos de vida. El origen extraterrestre del ADN humano se habría desarrollado gracias a una cadena de eventos fortuitos en el espacio.

Aún cuando los detractores insisten en la nula posibilidad de vida en el espacio, se han dado casos como el del meteorito AH84001 hallado en la Antártida en el año 1.984; al realizar estudios en el mismo, se encontró en su interior glóbulos de carbonato y bacterias similares a formaciones bactereológicas antiguas.  

Chandra Wilckramasinghe, astrofísico británico de origen cingalés es uno de los coautores de las teorías más actuales de la panspermia. Como especialista en el estudio del polvo interestelar, señala que en la cola de los cometas se encuentran presentes componentes orgánicos.

La teoría de Wilckramasinghe sería confirmada a principios de 2001, cuando una investigación espacial de la India recogió polvo estratosférico a una altura de 41 kilómetros. En el polvo estudiado se determinó la presencia de microorganismos viables.

La objeción a esta teoría radica en que al viajar a altas velocidades y al sufrir cambios bruscos de temperatura, las moléculas o bacterias presentes se desintegrarían. Por esta razón la teoría de la panspermia dirigida es la que más cobra fuerza entre los investigadores.

Panspermia Dirigida El origen extraterrestre del ADN humano

Se refiere a la intervención de civilizaciones extraterrestres más avanzadas, que de forma directa participaron en la creación del genoma humano. Esta teoría como cualquier otra cuenta con fervientes defensores así como con detractores. 

Los sumerios en sus textos antiguos narran como mediante ingeniería genética, los Anunnaki crearon a la humanidad. Uno de los reyes Anunnaki arqueológicamente verificado se trata de Mebaragesi de Kish. Según la evidencia arqueológica Mebaragesi vivió en el siglo XXVII A.C y fue considerado el rey gigante de los sumerios, se le atribuye la construcción del templo de adoración a Enlil (dios supremo Anunnaki del cielo).

Conclusiones científicas sobre el origen extraterrestre del ADN humano

El ADN humano sigue presentando un enigma en cuanto a su origen para los investigadores. Se ha llegado a determinar que un 97% de las secuencias no codificadas del ADN pertenece a un código genético de vida extraterrestre. Para Sam Chang director el proyecto genoma humano, los extraterrestres diseñaron y ordenaron el ADN humano con características específicas.

Más pronto o más tarde, tenemos que enfrentarnos con la noción increíble de que cada vida sobre la Tierra lleva el código genético de su primo extraterrestre, y que la evolución no es lo que nosotros creemos que es.

Dr. Sam Chang

Desde la teoría de la panspermia dirigida aceptada por Francis Crick, quien descubrió el ADN humano; hasta lo planteado por el matemático Vladímir Scherbak y el astrobiólogo Maksim Makukov de la Universidad Nacional Al-Farabi de Kazajistán, quienes aseguran que la formación del ADN humano se realizó de forma precisa en secuencia de algoritmos por civilizaciones extraterrestres avanzadas; la evidencia del ADN extraterrestre en el genoma humano es irrefutable.

Los hallazgos de rastros biológicos en rocas espaciales y polvo cósmico demuestran la existencia de vida más allá de nuestro planeta. Es realmente absurdo mantener la idea de que solo en el planeta tierra existen las condiciones para la habitabilidad, cuando evidencia abrumadora demuestra que somos parte de un universo lleno de vida.

La teoría creacionista cobra fuerza, al tiempo que se menciona la frase ampliamente divulgada: «Hizo al hombre a su imagen y semejanza». Solo faltaría por develar si en efecto somos una creación por parte de los Anunnakis o si alguna otra raza extraterrestre tuvo parte en la creación del hombre.