Protocolos de Dióxido de Cloro + protocolo CDS contra el Covid

Luego de familiarizarnos con el Dióxido de Cloro en general, quizá queramos iniciarnos en su uso, acompañados de guía especializada, es decir, de un médico de confianza. En tal caso debemos conocer los protocolos dióxido de cloro creados por Andreas Kalcker, quien es la referencia más confiable. Y si nuestra situación o la de alguien cercano lo pidiera, es importante saber también acerca de los protocolos CDS para tratar el covid-19. Este artículo busca ofrecer toda la información necesaria en este sentido.

Protocolos de Dióxido de Cloro más usados

Andreas KalckerExisten dos libros de Andreas Kalcker en los que se estudia a fondo los protocolos de Dióxido de Cloro y sus usos, estas obras son CDS: la salud es posible y la Salud prohibida: incurable era ayer. En lo que sigue referiremos, comentando las actualizaciones, los principales protocolos de Dióxido de Cloro.

Protocolo C: la vía general

Este es el principal de los los protocolos de Dióxido de Cloro , llamado protocolo C en Salud prohibida, era denominado antes, en CDS: la salud es posible, protocolo 101. De manera que si en la amplia literatura que hoy circula sobre el tema  vez estos dos nombres, debes saber que el protocolo C es el 101 actualizado.

Primero fue llamado protocolo estándar, luego protocolo universal. En cualquier caso se hace referencia a un modo de uso del CDS que es la más general y utilizada. Y en efecto, funciona para la mayoría de las patologías que pueden tratarse con Dióxido de Cloro y es muy fácil de realizar.

Este protocolo CDS consiste en ingerir 10 ml de Dióxido de Cloro al 0,3%, o  3000 ppm (partes por millón) diluido en un litro agua,  cada hora, unas 10 veces al día.

En caso de que  se trate de una patología en estado de gravedad, se aumentará la dosis, lenta y progresivamente, y se tomará en el transcurso del día sin superar la relación 30 ml de CDS por litro de agua.

No obstante si la necesidad lo exige, se podrá aumentar la dosis aún más hasta un máximo de 80 ml de dióxido de Cloro por litro de agua. En caso de experimentar cualquier tipo de malestar, como diarrea o nausea, se irá disminuyendo la dosis hasta que desaparezcan estos síntomas.

En el caso más usual: 10 ml por litro de agua, el tratamiento deberá mantenerse hasta que la patología haya remitido. No obstante si el tratamiento se prolonga, es recomendable hacerlo durante tres semanas, descansar una, y luego continuar.

Además de tratar el mayor número de enfermedades, de entre los protocolos de Dióxido de Cloro, este  sirve para desintoxicar el organismo de una manera muy efectiva. Tiene la ventaja, sobre otros métodos de desintoxicación, que resta la acidificación patológica del organismo, haciéndolo sanamente alcalino.

Es importante señalar que si se están tomando otros medicamentos, se deben distanciar la toma de CDS una hora de la ingesta del otro medicamento. Esto para que el CDS no pierda su eficacia.

Protocolo D: a flor de piel

Este protocolo CDS es especialmente adecuado para patologías dermatológicas, y aventaja a otros tratamientos pues se puede usar por tiempo prolongado sin causar daño a la piel. Esto es así porque el PH del CDS es neutro, lo cual hace además que pueda ser usado sin diluir (nos referimos a la fórmula de CDS al 3 % o 3000 pp).

Atomizador CDSSu forma de aplicación básica es llenar un atomizador de spray con dióxido de Cloro al 3 % y aplicarlo en la zona afectada, se puede hacer cada hora o cada dos horas, dependiendo de la reacción del paciente. Además de sanar la afección, esta aplicación tópica de CDS alivia el dolor, el prurito y es anticoagulante. Ahora bien, en caso de ser aplicado en mucosas,  la fórmula debe diluirse en agua para bajar la concentración (consulte a su médico). Adviértase que el CDS no es tóxico, salvo si la persona inhala el gas de forma prolongada.

Protocolo E: en forma de enemas

De entre los protocolos de Dióxido de Cloro, este es sumamente eficaz por el hecho de que conduce el CDS a través del colon, a partir del cual, se conduce también al hígado. De esta manera, es sumamente útil en patologías hepáticas y gastrointestinales, así como en intoxicaciones, parasitosis, etc.

Se  diluyen 20 ml de CDS en dos litros de agua  a unos 37º C. Se llena el irrigador intestinal con la fórmula y, una vez se haya aplicado un lubricante natural  en su punta, se introduce por el recto.

Según el grado de la patología, se puede realizar hasta una vez al día, si es en la noche mejor. Puede usarse también el sistema yogui:

– 3 noches seguidas.

– 3 noches: una sí y una no.

– 3 noches: cada 3 días.

– 3 noches, una por semana.

Protocolo F: para los virus

Protocolo CPara combatir virosis de todo tipo, se emplea este protocolo CDS tomando  1 ml de CDS al  03%) en un litro de agua. Se harán ocho tomas de esta fórmula cada quince minutos minutos, hasta acabar el litro.

Posteriormente se puede continuar con el protocolo C el tiempo necesario del tratamiento, hasta que el paciente se halla recuperado.

Es importante tener en cuenta que, dado que las tomas se hacen cada quince minutos, no se deben ingerir otros medicamentos. También es capital saber que no se puede comer en la hora previa y en la hora posterior a este periodo en que dure el tratamiento. Tampoco se recomienda hacerlo en ayunas. Y de ser necesario se puede repetir el protocolo unas horas más tarde.

Protocolo G: usando el gas

Sabiendo antes las Diferencias y semejanzas entre dióxido de cloro y otra sustancias afines,  así como el modo de hacer CDS, podremos luego aplicar este protocolo. Y es que en este protocolo el CDS se aplica antes de ser diluido en agua. El fin de esta forma de tratamiento es cubrir superficies corporales extensas o puntuales incidiendo directamente sobre la piel.

Debe tenerse muy en cuenta que se debe evitar la inhalación del CD (Dióxido de Cloro no diluido) pues es tóxico, también se deberá estar atento a la duración de la exposición de la piel al gas pues suele ser irritante, como norma general se recomienda que esta no se prolongue por más de cinco minutos. También debe considerarse que este es un protocolo para uso exclusivamente externo.

Si se van a cubrir pequeñas extensiones de piel, se usará el protocolo del vaso, mientras que para extensiones cutáneas más extensas se recomienda el protocolo de la bolsa.

Protocolo vaso: para pequeñas extensiones

Dióxido de CloroSe activan de 6 a 8 gotas de CD, en un vaso, sin agregar agua. A continuación se ubica la boca del vaso sin demora en la zona que va a ser tratada, esto para propiciar la exhalación del gas.   Debe tenerse mucho cuidado de que el líquido no haga contacto en ningún momento con la piel.

El tratamiento no debería durar más de tres minutos y se podrá repetir cada hora de ser necesario.

Uno de los usos más generalizados de este protocolo es para el tratamiento de otitis, donde el gas desinfecta penetrando en toda la cavidad auditiva. También es usado para tratar diversas afecciones en animales domésticos.

Protocolo de la bolsa: para extensiones mayores

Este protocolo CDS se aplica cuando hay que tratar extensiones amplias de la piel. Así lo indica Andreas Kalcker:

En primer lugar nos fabricaremos un saco de dormir con 2 bolsas de basura grandes, pegadas entre sí, de manera que nos permita introducimos en el interior del saco cómodamente, quedando todo tapado, excepto la cabeza, que siempre deberá permanecer fuera del saco, evitando de esta manera respirar los vapores.

El tratamiento consiste en activar 30 gotas de CD en un recipiente de cristal o porcelana, sin añadir agua.  Para propiciar que el gas alcance todas las regiones de la piel, se sugiere que el paciente se quite toda la ropa y entre en el “saco de dormir”  elevando la bolsa hasta el cuello, luego se cierra el envoltorio firmemente desde dentro con las manos.

Es especialmente recomendado este protocolo CDS para afecciones cutáneas que impliquen infecciones por  bacterias, virus y hongos.

Es importante aclarar que este tratamiento no debe hacerse más de tres veces al día y que en todo momento debe evitarse la inhalación del gas.

Protocolo H: para desinfectar habitaciones y evitar contagios

Este protocolo se basa en el resultado de la investigación de los Dres Norio Ogata y Takashi Shibata, donde se demostró que cantidades pequeñas en el aire, evitan contagio o infección.

Se deben activar de seis a doce gotas de CD (de acuerdo al tamaño de la habitación) en un vaso sin agua. Este se dispondrá en la habitación que se desea desinfectar, dejando que el contenido se evapore a su ritmo.

En el caso de que el paciente padezca una enfermedad viral, y que duerma acompañado, este protocolo de Dióxido de Cloro evitará el contagio dé su compañero

Ahora bien, el CD deberá dejarse a unos 2 metros de distancia de la persona enferma. Y, teniendo en cuenta que el calor del ambiente hará que el gas se libere más rápidamente, si se desea ralentizar el proceso de evaporación, se puede añadir una cucharada de agua a la mezcla.

Protocolo I: para picadura de insectos

picadura de insectoLuego de impregnar una gasa o pañuelo de papel con Dióxido de Cloro, se aplica directamente sobre la picadura, mordisco, herida, o la afección de que se trate, y se deja secar.

Este protocolo CDS no tiene contraindicación en cuanto a la veces que se necesite usar. De hecho, se puede repetir el procedimiento cuantas veces se haga necesario. Es muy útil también en caso de quemaduras.

En caso de mordedura de serpiente, escorpión o cualquier otro animal venenoso, se recomienda reforzar con el  protocolo “Y”.

Protocolo J: como enjuague bucal o para hacer buches

Este protocolo se utiliza con suma eficacia en todas las dolencias bucales: halitosis, aftas bucales, inflamaciones de todo tipo, manchas dentales, etc. También es un buen sustituto de la pasta dental y el enjuague bucal.

La dosis consiste en 10 ml de CDS en un vaso de 200 ml de agua. Enjuagar la boca y hacer gárgaras 3 a 4 veces al día durante 3 minutos. Más tarde, una sola vez al día. Al terminar es importante enjuagar la boca con abundante agua.

Ha dado excelentes resultados antes y después de intervenciones odontológicas, pudiendo ser utilizado, bajo supervisión médica, como sustituto de antibióticos de uso tópico.

Protocolo L: para hacer baños

La finalidad de este protocolo de Dióxido de Cloro es hacer baños de detoxificación de la piel, y para ello se procederá del siguiente modo: disponer una bañera previamente desinfectada con CDS sin diluir, llenarla de agua tibia  y añadir de 2 a 4 kilos de sal marina.

Luego de activar de 30 a 60 gotas de CD con Activador HCL 4% en un vaso (la cantidad de CDS dependerá de la cantidad de agua que se use para el baño), se verterá en la bañera.

baño con cdsA continuación se sumergirá el cuerpo en ella y se deberá  permanecer durante el tiempo que se considere necesario. Al menos 20 minutos. Se recomienda hacerlo por las noches antes de ir a dormir.

Protocolo N1: nebulizado

En este protocolo el CDS se dosifica en gotas y se coloca a razón de 1 a 2 gotas por cada ml de solución fisiológica, por ej.: si ponemos 3 ml de solución fisiológica agregamos hasta 6 gotas de CDS. También se puede usar agua de mar en lugar de solución fisiológica.  A continuación usar esta fórmula con el aparato nebulizador.

Protocolo N2 : para los niños

Este, de los tantos protocolos de Dióxido de Cloro, está especialmente pensado en los niños. La dosis que se usa es de un máximo 1 ml de CDS 0,3% (3000 ppm) en 100 ml o más de agua, por cada 12 kilos de peso.

Es importante observar el comportamiento del niño. Por ejemplo,  si aparecen síntomas como el cansancio, náuseas, dolor de estómago, vómitos, etc. En caso de ser así, se suspenderá el tratamiento y se ajustará la dosis de acuerdo a la respuesta que vaya ofreciendo el menor.

Protocolo N3: Vía nasal

Para realizar este, de los protocolos de Dióxido de Cloro, se pone en un recipiente con gotero, 250 ml de agua fría y 2 ml de CDS. Se aplican  3 gotas de la fórmula  mezcla en cada fosa nasal. Posteriormente, el paciente deberá recostarse y mantenerse así varios minutos sintiendo que las gotas caen hacia atrás en las fosas posteriores, llegando hasta la garganta. Este procedimiento se puede hacer 3 veces al día según la congestión que se experimenta.

Protocolo O: como colirio

Para hacer gotas oftalmológicas el procedimiento es el siguiente: se mezclan en un frasco de cristal pequeño con gotero de polietileno 50 ml de suero fisiológico salino y 5 ml de CDS. Se aplican cinco gotas cada dos horas en el ojo afectado.

Las gotas oftalmológicas se guardarán en un sitio oscuro y fresco y tienen una duración de unos tres días. Después disminuyen rápidamente, así que se recomienda volver a preparar nuevamente.

Protocolo S: como spray

La dosis para este protocolo es partes iguales de Dióxido de Cloro y de agua 1:1. Se usa pulverizando  en la zona afectada, o si es para prevenir contaminación por virus, en nariz, boca, barbilla, debajo de la barbilla y pómulos.

Es importante advertir que se deben mantener los ojos cerrados  para evitar el ingreso del CIO2 en ellos. Pulverizar 2 a 3 veces en toda la cara. Se puede abrir la boca y pulverizar una vez adentro. Este procedimiento desinfecta y descongestiona.

Protocolos de dióxido de Cloro inyectables: Y

Al Dióxido de Cloro inyectable se le denomina CDI. Hay varias formas de administración por esta vía. Lo más importante aquí es saber que se trata de un tratamiento cuya administración está reservada a profesionales de la salud.

Protocolo subcutáneo

Una forma inocua y fácil de hacerlo, es la inyección de pústulas subcutáneas. El protocolo consiste en inyectar pústulas subcutáneas de 5 a 10 ml de CDI con la concentración de 50 ppm (0,005%) cerca de la zona afectada. Se puede repetir, si es necesario.

Protocolo endovenoso

Estos protocolos de Dióxido de Cloro consiste en inyectar el CDI en la vena.

De acuerdo al Dr. G. León, para optar por este tratamiento se debe antes haber recibido protocolos de Dióxido de Cloro por vía oral al menos durante un mes. Otro elemento importante que destaca el galeno es que la dosis de CDI no debe exceder el 5% del suero a aplicar.

También que la aplicación debe ser incrementada paulatinamente, comenzando por 5 ml en 100 ml de suero, cada 5 días, y para un total de 3 series.

De igual modo debe tenerse en cuenta que para incrementar la dosis se debe hacer paulatinamente y bajo estricta supervisión médica.

Protocolos de Dióxido de Cloro contra el Covid

Los protocolos de Dióxido de Cloro para tratar el covid-19 que se están usando actualmente en varias regiones del mundo, son en realidad los mismos protocolos creados por Andreas Kalcker agrupados de manera sinérgica.

Es decir, los médicos que están tratando actualmente el virus, emplean en sus tratamientos, el protocolo C, junto a otros, como el N1, N2, N3 y el Y, variando las dosis de acuerdo a la fase de la enfermedad que están tratando y otras variables que mencionaremos en breve.

Para una mejor comprensión de este apartado, haremos mención de los protocolos con los nombres que están siendo usados recientemente por la comunidad médica, aclarando previamente en cada caso, cuál es el protocolo de Kalcker que le corresponde, de la siguiente manera:

Protocolo C: Protocolos de dióxido de Cloro Vía Oral

Protocolo J: Protocolos de dióxido de Cloro Gárgaras y Buches

Protocolo N1: Protocolos de dióxido de Cloro Nebulizado

Protocolo N3: Protocolos de dióxido de Cloro  Nasal

Protocolo S: Protocolos de dióxido de Cloro Spray

Protocolo Y: Protocolos de dióxido de Cloro Inyectado

Protocolos de Dióxido de Cloro como prevención contra el coronavirus

La mejor manera de evitar contagiarse del virus es mantener la mayor cantidad de tiempo posible CDS en nuestro organismo. En este sentido, el protocolo de prevención que mostramos aquí es el que está siendo usado por el personal de salud actualmente, que son quienes tienen un rango mayor de exposición al contagio.

Los pasos deben realizarse en el orden descrito. La sugerencia consiste en 1 ciclo diario y se debe realizar por el tiempo que se considere necesaria la prevención.

TODOS LOS DÍAS – Luego del DESAYUNO (30-60 min alejado)

Paso 1: Protocolos de Dióxido de Cloro Nasal

Paso 2: Protocolos de Dióxido de Cloro Gárgaras y Buches

Paso 3: Protocolos de Dióxido de Cloro Spray

Paso 4: Protocolos de Dióxido de Cloro Vía Oral

Protocolos de Dióxido de Cloro Vía Oral: Poner en una botella 1 litro de agua fría mineral o filtrada y agregar 10 ml de CDS. Dividir el contenido entre 8 a 10 partes y tomar una parte cada hora, aproximadamente. Respetando distancia con alimentos y/o medicamentos.

protocolo c

Protocolos de Dióxido de Cloro terapéuticos contra coronavirus

Este protocolo que se debe aplicar cuando ya hay signos de infección. Los pasos deben realizarse en el orden descrito. El tratamiento consiste en 3 ciclos diarios y se debe realizar por el tiempo necesario hasta que la infección haya sido eliminada.

CICLO 1 – Luego del DESAYUNO (30-60 min alejado)

Paso 1: Protocolos de Dióxido de Cloro Nasal

Paso 2: Protocolos de Dióxido de Cloro Gárgaras y Buches

Paso 3: Protocolos de Dióxido de Cloro Spray

Paso 4: Protocolos de Dióxido de Cloro Nebulización

Paso 5: Protocolos de Dióxido de Cloro Vía Oral:

Protocolo Oral: Poner en una botella 500 ml de agua fría mineral o filtrada y agregar 10 ml de CDS. Dividir el contenido en 8 partes y tomar una parte cada 15 minutos.

protocolo terapéutico cds

CICLO 2 – Luego del ALMUERZO (30-60 min alejado)

Paso 1: Protocolos de Dióxido de Cloro Nasa 1

Paso 2: Protocolos de Dióxido de Cloro Gárgaras y Buches

Paso 3: Protocolos de Dióxido de Cloro Spray

Paso 4: Protocolos de Dióxido de Cloro Nebulización

Paso 5: Protocolos de Dióxido de Cloro Vía Oral: F

Protocolo Oral: Poner en una botella 500 ml de agua fría mineral o filtrada y agregar 10 ml de CDS. Dividir el contenido en 8 partes y tomar una parte cada 30 minutos.

CICLO 3 – Luego de la CENA (30-60 min alejado) o ANTES DE DORMIR

Paso 1: Protocolos de Dióxido de Cloro Nasal

Paso 2: Protocolos de Dióxido de Cloro Gárgaras y Buches

Paso 3: Protocolos de Dióxido de Cloro Spray

Paso 4: Protocolos de Dióxido de Cloro Vía Oral

Protocolos de Dióxido de Cloro oral : Poner en un vaso 150 ml de agua fría mineral o filtrada y agregar 3 mi de CDS. Tomar todo el vaso de una sola vez.

NOTA: Para la aplicación del protocolo Dióxido de C