El Yin y Yang en diagnóstico y tratamiento de enfermedades

La teoría del Yin y Yang está presente en todos los elementos que conforman la Medicina Tradicional China, expresa la manera en que se organiza y funciona el cuerpo humano en los 5 reinos mutantes, al tiempo que ofrece los recursos para efectuar un diagnóstico, y por consecuencia el modo de tratamiento correcto para cada patología.

Organización del cuerpo de acuerdo a la teoría Yin/Yang

Existen 5 reinos mutantes en la Medicina Tradicional China, a cada uno de estos corresponde un órgano y su entraña asociada. Así, los órganos son yin en relación a las entrañas que son yang.

Para la Medicina Tradicional China, la mitad superior del cuerpo humano es yang y la parte inferior es yin. El exterior es yang y el interior es yin. La parte externa de los cuatro miembros es yang y la parte interna es Yin.

En cuanto a los meridianos energéticos y sus ramas colaterales, tenemos que los canales son yin y las ramas colaterales son yang.

Por último, el Qi que circula por todo el organismo es yang, mientras que la sangre es yin.

La fisiología Yin/Yang

La Medicina Tradicional China considera que, en términos fisiológicos, existe un movimiento de opuestos entre la materia, que es yin, y la función o actividad, que es yang. En este sentido la buena salud resultaría del dinamismo armónico de este movimiento de contrarios.

Si hablamos de 5 reinos mutantes, la materia de los órganos y entrañas es la base que permite la función que se expresa en el Qi y su actividad energética.

De este modo, la materia yin, y la función yang se manifiestan en el organismo a través de las cuatro leyes de relación del Yin/Yang: oposición, interdependencia, crecimiento y decrecimiento y transformación.

El diagnóstico mediante el Yin/yang

pulso-diagnostico

En los  términos fisiológicos de la Medicina Tradicional China, cuando el movimiento de opuestos Yin/Yang que hemos descrito se hace inarmónico, surge la patología. Las reglas generales de este movimiento inarmónico, o leyes de la enfermedad, se definen a través del exceso o exuberancia y la insuficiencia o debilidad.

 

Exuberancia anormal del yin o del yang

Esta ley de la enfermedad se refiere  a un estado morboso que se puede diagnosticar observando que el yin o el yang sobrepasan su nivel normal. Este estado de anormalidad puede tener su origen en cualquiera de los 5 reinos mutantes, afectando por lo general a otro u otros de los reinos.

Exceso  de Yang

rostro enrojecido-diagnosticoLas características de este exceso poseen las cualidades asociadas al movimiento yang, es decir, el calor. De este modo, cuando el calor excesivo se apodera del organismo humano, hay fiebre, transpiración, sed, cara enrojecida y pulso acelerado.

Atendiendo a la ley de  Yin/Yang: “crecimiento y decrecimiento”, el yang excesivo afecta a yin. En el caso del calor anormal, los líquidos orgánicos se verán menguados; es por ello que en caso de fiebre resulta tan importante una adecuada hidratación que permita reponer los fluidos perdidos.

Exceso de Yin

Como Yin/Yang se oponen punto por punto, un exceso yin cursará con frío. Para diagnosticar este fenómeno habrá que observar síntomas como dolor abdominal, diarrea, enfriamiento del cuerpo, lengua pálida y pulso profundo.

De igual modo que en el caso anterior (exceso de yang), podemos ver que el exceso de yin disminuirá el yang de cualquiera de los 5 reinos mutantes.

Debilidad anormal de Yin o de Yang

Nos encontramos ante el fenómeno opuesto al referido en la ley anterior, esto es, ante un estado que se puede diagnosticar observando que el yin o el yang están bajo su nivel normal. De igual modo, la Medicina Tradicional China afirma que cuando uno de los 5 reinos mutantes se ve afectado por la debilidad anormal de yin o de yang, cualquiera de los restantes se puede ver afectado también.

Debilidad anormal de Yin

En este caso se trata de un nivel de yin inferior al normal. En este sentido, el diagnóstico en Medicina Tradicional China debe ser muy preciso para no confundir la aparición del calor en el cuerpo con un exceso yang, cuando en realidad se trate de un nivel pobre de yin. Es esto lo que se conoce como falso yang.

Y es que el yin insuficiente no puede controlar, siguiendo la ley  Yin/Yang de “oposición”, al yang. Esto ocasionará que este se manifieste de un modo que no puede ser regulado por su opuesto complementario.

En la observación clínica y el diagnóstico está la clave para saber si se trata de debilidad del yin de uno o más de los 5 reinos mutantes. Y en efecto, en este caso, se tendrá en cuenta si el paciente ha sufrido una enfermedad de larga data que le ha hecho mermar los fluidos.

Entre los síntomas que la Medicina Tradicional China señala en este caso se encuentran: agitación y nerviosismo, sensación de calor en las palmas de las manos, pies y pecho; lengua sin saburra y pulso filiforme y rápido.

Debilidad de Yang

La debilidad de yang hará que se manifieste el frío orgánico. Esto es lo que la Medicina Tradicional China denomina vacío del yang, que es diferente para el diagnóstico clínico del exceso de yin.

El yang débil no puede controlar el yin, y esto hará que aparezcan síntomas como palidez, miedo al frío, apatía, somnolencia, descenso de la libido y pulso lento y profundo.

El tratamiento Yin/yang

tratamientoTomando en cuenta las leyes de la patología descritas por el diagnóstico en Medicina Tradicional China, se podrá tener una clara idea de la etiología de la enfermedad. De este modo, el tratamiento consistirá en regular la actividad Yin/Yang de los 5 reinos mutantes en general, o del que se halle afectado en particular. Todo dependerá de la decisión del terapeuta.

En este tipo de tratamiento la actividad funcional será regulada promoviendo la parte del movimiento que se encuentre disminuida. Por ejemplo, cuando yang se encuentre en exceso se tonificara yin, cuando yin se encuentre en exceso, se tonificará yang.

De entre las múltiples maneras de diagnóstico y tratamiento que concibe la Medicina Tradicional China, esta destaca por su precisión y sencillez.