Cómo vivir 100 años de manera saludable

El método para alimentar la vida es un sistema creado por los chinos antiguos. Este método chino está contenido en el Suwen, que forma parte del primer tratado de Medicina Tradicional China (MTC) adjudicado al mítico emperador amarillo. Entre muchas sugerencias que se dan en esta obra para mantener la salud, se dan otras destinadas a alargar la vida, de modo que una persona pueda vivir 100 años, o más.

El Suwen y el método para alimentar la vida

El Suwen forma parte del Neijin, o canon del Emperador Amarillo. Se trata de una de las obras más antiguas de la cultura china que conservamos actualmente. Esta obra sistematiza la medicina de entonces y sienta las bases de la MTC que se han mantenido hasta nuestros días.

El Suwen contiene una explicación sistemática de la teoría del Yin y Yang. También se explica en detalle la noción de los cinco elementos o cinco reinos mutantes. De igual forma se expresa en detalle las manifestaciones orgánicas. Por otro lado se refiere la etiología, fisiopatología y el diagnóstico en Medicina Tradicional China. Por último, trata a profundidad sobre el método para alimentar la vida.

Ya en el taoísmo original existían prácticas destinadas a alargar la vida, reservadas a una élite de practicantes. Pero en el Suwen estos métodos para vivir más se hacen más sencillos y se ponen al alcance de las personas comunes.

Compendio del método para alimentar la vida

Este primer capítulo del Suwen se refiere fundamentalmente al método practicado por los hombres de la remota antigüedad china para alargar la vida.

Este método chino consistía en vivir en armonía con la naturaleza y sus cambios. Los chinos antiguos realizaban ejercicios físicos y de respiración, mantenían un equilibrio entre el trabajo y el descanso y se alimentaban según la estación del año.

vivir 100 añosEl ciclo de sus vidas estaba en armonía con las cuatro estaciones, los cambios de yin y yang en la naturaleza y los ciclos de los astros del Universo. Procuraban permanecer tranquilos, controlando sus emociones y conservando su espíritu en el interior. Estos modos de actuación les permitían dosificar su energía ancestral a lo largo de su existencia. Y por esta razón podían vivir 100 años.

La energía ancestral se almacena en el riñón y el ser humano la utiliza a lo largo de su ciclo de vida. Las conductas erráticas y los excesos en el diario trajinar consumen, también en exceso, la energía del riñón.

Esta conducta es común y normal en los hombres y mujeres de la actualidad; por eso, su actividad reproductiva se ve afectada también; de tal manera que los hombres no sobrepasan los 64 años ni las mujeres los 49 años. Por el contrario, los hombres antiguos, que practicaban el método para alimentar la vida podían vivir más, y mantenían todas sus funciones orgánicas en buen estado.

Este método chino para alargar la vida permitía al hombre antiguo prevenir enfermedades, fortalecer la energía ancestral que se almacena en el riñón y prevenir el envejecimiento.

La energía esencial

En el diálogo que mantiene el emperador Amarillo con Qi Bo, su médico en el Suwen, podemos ver que aquél le pregunta a éste:

Cuando el hombre es viejo ya no puede tener hijos, ¿esto se debe a que se agotó su capacidad reproductiva, o puede considerarse esto como un proceso normal?

Emperador Amarillo

 

Y Qi Bo le responde:

Los hombres de la remota antigüedad vivían en concordancia con los cambios del Yin y Yang en la naturaleza. Tenían un gran dominio del método para alimentar la vida. Mantenían un ritmo en su alimentación, el trabajo y el descanso y se abstenían de trabajar mucho. Por eso podían vivir más que ahora.

Qi Bo

 

 

En este fragmento podemos observar una de las clave para alargar la vida. En efecto, el ritmo entre descanso y actividad es fundamental para vivir 100 años. Y esto es así porque la energía esencial se mantiene mientras el organismo no se desgaste en esfuerzos inútiles, lo cual constituye la base del método chino.

Conservar el espíritu en el interior

En este método chino para vivir 100 años, es fundamental el trabajo con las emociones. Y en efecto, “mantener el espíritu en el interior”, cómo se denomina en el método para alimentar la vida a esta labor, es capital al momento de evitar la entrada al organismo de energía patógena.

vivir másSe trata de cultivar un estado apacible en el que se eviten los extremos emocionales. Para vivir más, se debe sentir menos, por así decirlo. Es sabido que el chino tradicional no gusta de la euforia ni de la tristeza, sino de lo que los griegos llamaron la eudaimonía, que es una alegría sutil.

El que quiera alargar la vida debe cultivar entonces un estado emocional tranquilo, para que la energía verdadera (zhen qi) circule correctamente.

Y no es que se pretenda lo que no se pueda alcanzar, sino que se quiere lograr tener una vida simple, sencilla. Entonces, ni los factores patógenos externos, ni las presiones sociales y culturales podrán impedirnos vivir más y mejor.

El método para alimentar la vida y las cuatro estaciones

Es de vital utilidad conocer la importancia que tienen los cambios de las cuatro estaciones en la actividad fisiológica del hombre. El yin y el yang en la naturaleza tienen sus leyes de cambio, de crecimiento y de debilitamiento en forma secuencial, y constituyen las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Así, los seres vivos que se encuentran en la naturaleza reciben su influencia y deben sufrir cambios según los ya descritos.

Como el hombre es parte de la naturaleza, también su actividad vital sufre cambios. En la primavera tiene su etapa de sheng nacimiento-crecimiento. En el verano de chang desarrollo-florecimiento. En el otoño de shou concentración. Y en el invierno de cang acumulación-almacenamiento.

La teoría del cambio de la actividad según las cuatro estaciones es uno de los pilares teóricos principales de la medicina del método chino para vivir más, respecto a la fisiología, la fisiopatología, el diagnóstico, el tratamiento y la profilaxis, pues constituye otro de los fundamentos teóricos del que se vale el método para alimentar la vida.

Cómo vivir en primavera

La primavera es el comienzo del año, es cuando empieza el crecimiento, cuando despunta la hierba. De igual modo en esta estación el hombre que quiere vivir más debe actuar conforme a las leyes de la primavera.

El método chino recomienda acostarse tarde y levantarse temprano. Caminar por la naturaleza. Usar ropas holgadas y no apretarse los cinturones. Esto relajará al organismo y favorecerá la actividad orgánica y emocional.

Durante la primavera el espíritu debe estar alegre si quiere vivir más. Esto favorece el proceso de nacimiento crecimiento y hace que se pueda alargar la vida. Así, la potencia de esta energía se trasmitirá al verano.

Qué hacer en el verano

En el verano todo lo que vive se halla en su esplendor. El método para alimentar la vida sugiere en esta estación acostarse tarde y levantarse temprano. No molestarse porque los días son largos. Esto hará que la actividad espiritual se abra y fructifique como los frutos de los árboles en el verano.

Para vivir 100 años, el método chino plantea que en el verano debe también estarse en armonía con el proceso de floorecimiento-desarrollo, lo cual fortalecerá al corazón.

Sugerencias para el otoño

El otoño es la estación de la concentración. En este sentido el método para alimentar la vida sugiere acostarse y levantarse temprano, a imitación de las gallinas. La actividad espiritual debe ser tranquila. Evitar que la energía patógena invada el organismo, para ello debe cuidarse bien de proteger la cabeza del frío.

Para vivir más debe protegerse al pulmón durante los tres meses que dure la estación. Si no se siguen las recomendaciones del método chino, se alterará la energía que se trasladará al invierno y podrán contraerse enfermedades como la diarrea.

Para el invierno se recomienda

El invierno es la época de la acumulación-almacenamiento. En esta etapa del año el hielo forma grietas en la tierra y la energía Yang se acumula en el centro de la tierra.

Se sugiere acostarse temprano y levantarse cuando el sol esté alto.

Se debe, de igual modo, preservar la actividad espiritual en el interior cuando es invierno. Se debe evitar el frío y sobre todo la sudoración.

Si este proceso se invierte se alterará la energía de riñón. En este sentido la transmisión de Qi a la primavera será escasa.

El método para alimentar la vida en clave

método chino

 

Prevenir la enfermedad, no esperar que sea demasiado tarde, es lo que nos dice en resumen el método para alimentar la vida. Si queremos vivir 100 años, hemos de seguir el ritmo de la naturaleza observando sus ciclos. Yin y yang, cuatro estaciones, mantener el espíritu en el interior y expresar la actividad al exterior, son sólo algunas de las claves a seguir para vivir más, y de forma armónica.