Médicos homeópatas y charlatanes

 

El problema de que la homeopatía esté en un limbo legal, en una tierra de nadie, es que favorece que aparezcan muchos charlatanes que se presentan a sí mismos como expertos en homeopatía cuando, en realidad, su único don es el de tener mucha labia y capacidad para embaucar a personas con problemas de salud que pueden estar en un momento débil y difícil de sus vidas.

En muchos casos, estas personas se presentan no solo como expertos homeópatas, sino que se autoproclaman expertos en medicinas alternativas en general y suelen exhibir títulos que o bien son falsos o bien no tienen ningún prestigio ni validez.

Si se regulara la homeopatía de una forma clara, tal como se lleva pidiendo muchos años, se evitarían todos estos problemas. Por eso, queremos hablar sobre cómo reconocer a estos falsos médicos.

Profesionales preparados para ejercer la homeopatía

Estamos de acuerdo en que hay que regular la homeopatía. Lo ideal sería que la persona que te trata fuera un médico que además tuviera estudios en la materia. Lo que no se puede permitir es el intrusismo. En la homeopatía sobran los curanderos que se dedican a la charlatanería y que no tienen conocimientos para poder ayudar a la gente.

Estos supuestos gurús en la materia son los que realmente representan un peligro, tanto para la homeopatía en general como para los pacientes que confían en ellos. Para la homeopatía son un peligro porque desprestigian su nombre al ejercer una profesión para la cual no están preparados y que tiene una gran responsabilidad.

Para los pacientes, obviamente, porque no tienen los conocimientos necesarios para ayudarles y porque además, en muchos casos, les indican que no deben de acudir al médico convencional poniendo en riesgo su salud e incluso su vida.

Confía solo en verdaderos profesionales

Si un supuesto médico homeópata te dice que dejes todos los tratamientos que estás tomando dados por tu médico y que tomes exclusivamente los suyos, desconfía. Seguramente estás ante un charlatán sin escrúpulos. Especialmente si los supuestos medicamentos homeopáticos son realizados por él mismo.

En caso de enfermedades graves recuerda que la homeopatía y la medicina alopática no están reñidas y que puedes combinar ambos tratamientos, lo que seguramente sea lo más conveniente para tu salud.

Si tienes dudas sobre quién puede ayudarte, pregunta en las Sociedad Española de Medicina Homeopática, en la Federación Española de Médicos Homeópatas o en otras organizaciones